30 agosto 2010

100 desocupados de Oruro emprendieron viaje al Mutún

Entre una a dos maletas en mano y con muchas ilusiones, en busca de una mejor vida en el oriente del país, 100 desocupados, la mayoría orureños, ayer viajaron a las 13:00 horas con destino a la ciudad de Santa Cruz, como primera escala para llegar al proyecto siderúrgico del Mutún y, obtener una fuente de empleo en la explotación de hierro que realizará la hindú Jindal Steel Bolivia en la región cruceña de Puerto Suarez.

Dos omnibuses de transporte interdepartamental fueron suficientes para trasladar a los desocupados de Oruro, quienes llenos de esperanza viajaron dirigidos por el secretario ejecutivo del Sindicato Departamental de Desocupados de Oruro, Félix Vázquez, quien aseguró la predisposición por la Jindal para contratar a la mano de obra de occidente, porque debe iniciar sus operaciones de forma definitiva en los siguientes días.

Dentro la delegación de los 100 trabajadores, se encontraron personas entre los 19 a 45 años de edad, la mayoría jóvenes que dejan a sus familias en busca de mejores días, pero no faltaron aquellos padres de familia que dejaron también a sus hijos en Oruro.

Vázquez preveía llegar hoy a primera hora a Santa Cruz para dirigirse a las oficinas de la Jindal en la capital oriental, con la documentación de las personas y, después emprender nuevo viaje a Puerto Suarez.

MARCHA

Cumpliendo con lo establecido, ayer los desocupados emprendieron marcha desde las instalaciones de la Central Obrera Departamental, para dirigirse a la Plaza de Armas 10 de Febrero y, entre gritos de ¡Viva la Central Obrera Departamental… Vivan los desocupados que parten al Mutun!, se despedían ante la ciudadanía que los aplaudía.

Los únicos que dieron una despedida verbalmente a los desocupados con un “que les vaya bien…”, fueron los trabajadores de avance de obra de la Alcaldía de Oruro, que mantienen vigilia en puertas del Concejo Municipal de Oruro.

FAMILIAS

Lucio Ruiloba Loayza de 42 años, profesión albañil y padre de 3 hijas de 16, 14 y 5 años de edad, comentó a LA PATRIA, que su viaje es para buscar una mejor vida porque los trabajos momentáneos en Oruro no abastacen para la subsistencia de su familia.

“Oruro es muy apagado (en fuentes de empleo), por eso hemos realizado este trámite para ir al oriente (…). Pedirle a la señora alcaldesa (Rossío Pimentel), al Gobernador (Santos Tito Veliz), que se preocupen en crear trabajo porque hay bastante gente, en especial los jóvenes que se descarrían por falta fuentes de empleo”, afirmó.

Agregó, que es difícil dejar a los hijos, a la esposa; pero su mujer y sus hijas deben entender el sacrificio que realiza al viajar a tierras orientales, donde primero se asentará, para luego trasladar a su familia.

Al igual que la situación de Ruiloba Loyza, no faltaron mujeres desocupadas que con sus hijos emprendieron viaje en busca de mejores ingresos económicos para dar mejor educación, salud y crianza a sus pequeños, anhelo que la región no les puede otorgar.

Mucha esperanza de gente que se cansó del discurso de las autoridades regionales sobre la creación de fuentes laborales, y prefirieron migrar hacia el oriente a conseguir un trabajo seguro, ante la falta de políticas de empleo en el occidente del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada