20 septiembre 2011

El empleado feliz se enferma menos

El estrés no es un tema nuevo en las empresas, pero lo que sí va en aumento son los costos generados por no atender este fenómeno. En los países de la Unión Europea (UE) se destina entre 3% y 4% del Producto Interno Bruto (PIB) para resolver problemas de salud ocasionados por la ansiedad laboral, advierte un estudio de la Organizacional Internacional del Trabajo (OIT).

En México, el estrés laboral disminuye hasta un 30% la productividad del país, según un estudio de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial, realizado entre 2.000 empresas que mencionaron el ausentismo, como uno de los principales síntomas de esta condición.

LAS ALTERNATIVAS. Debido a que los trabajadores insatisfechos tienden a ser “presa” fácil del agotamiento emocional, una solución práctica para evitar ése y otros aspectos de salud negativos, podría ser que sus jefes los feliciten con más frecuencia.

De acuerdo con un informe de la asegura alemana AOK, si los colaboradores están bien informados sobre lo que se espera de ellos y reciben reconocimiento por su labor, bajan las quejas y los días de incapacidad solicitados por trastornos de salud.

A los empleados les gustaría tener mayor retroalimentación de sus jefes (feedback), que estos realizarán más intervenciones a su favor y valorarán su trabajo con palabras, menciona el informe elaborado por esa compañía de seguros. "Pero muchos directores no se comportan así. Ni siquiera felicitan al trabajador cuando es evidente que ha hecho un buen desempeño", dice.

ENCUESTA

3 de 10 empleados valora incentivos no monetarios para seguir en su trabajo.

CNN Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada