14 septiembre 2011

Jornal de los albañiles sube en más de Bs 30 desde enero

La remuneración por la mano de obra en la construcción subió desde enero en más de 30 bolivianos por jornal; además, algunas compañías dedicadas al rubro en La Paz afirman que hay escasez de albañiles para obra gruesa.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en su reporte sobre la variación positiva de la construcción en el segundo trimestre del año, las remuneraciones de los obreros se elevaron en más de 15%. En La Paz el ajuste desde junio de 2010 a junio de este año superó el 30%, de acuerdo a la especialidad de los obreros.

La Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco) y firmas de ingenieros civiles aseguraron que éste es uno de los factores para que se dé un incremento en el costo general de la construcción, además de otros como el alza en más 7% en la bolsa de cemento y 100% en la madera.

Mano de obra

En esta época seca la mano de obra es muy requerida en cualquier edificación, pero debido a la inflación y el auge de precios de los minerales, muchos obreros se fueron a los centros mineros para mejorar ingresos.

Esta situación generó un encarecimiento y escasez en el sector que obliga a contratar personal sin experiencia, dijo el ingeniero Rafael Vargas, de la empresa D y P. “Un albañil, por ejemplo, por jornal nos cobra entre 120 y 130 bolivianos, dependiendo de su experiencia, lo que antes era 90 y 100 bolivianos”, precisó.

Remarcó que no hay suficientes trabajadores con experiencia para obra gruesa . “Necesitamos peones y encofradores, para que hagan la columna o pilares de losa”, añadió.

Por su lado, el ingeniero Abner Ramos, de la empresa constructora Arkin, explicó que los armadores y encofradores (encargados de levantar pilares), tienen cada uno sus peones, pero coincide que no hay suficiente mano de obra.

Añadió que un peón cobra por jornal entre 70 y 80 bolivianos y el año pasado sólo se le remuneraba con 50 bolivianos; un maestro albañil, poco más de 130 bolivianos y un vidriero 100 bolivianos por día, cuando a principios de año era 70 bolivianos.

Los encofradores ganan igual que los albañiles, es decir, 130 bolivianos, según Gustavo Tórrez, de la empresa constructora Jiménez, quien aseguró que los que más tienen problemas para la construcción son las pequeñas compañías y no así las grandes.

“Las grandes empresas de construcción ya conocen a los contratistas”, sostuvo.

Mano de obra cara
Datos La remuneración mensual de un vidriero en La Paz subió de 2.216 a 3.276 bolivianos entre junio de 2010 a junio 2011(47,8%); de un ayudante de plomero de 1.536 a 2.091 bolivianos; de un ayudante de albañil de 1.373 a 1.851 bolivianos; de un plomero de 2.437 a 3.218 bolivianos y de un ayudante de pintor de 1.552 a 2.018 bolivianos, según el INE


Regiones El incremento en el costo de la mano de obra en la construcción se registra en Cochabamba, La Paz, El Alto y Santa Cruz debido al auge del sector.




Inflación en la construcción
Para Armando Méndez, ex presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), hay una inflación en el sector de la construcción lo que refleja el buen momento por el que pasa la economía del país.

“En el momento hay un boom económico y las personas están cambiando sus ahorros por bienes raíces”, sostuvo.

Recordó que hay dos tipos de inflación: una es la de bienes y servicios en general y la otra es de la construcción, de casas y departamentos, que se mide de manera diferente.

Este fenómeno es el que se presenta en este último sector como una expresión de que las personas están invirtiendo en viviendas y, por tanto, todo se encarece por la demanda.

“La gente que tiene dinero en nuestro país está comprando casas, lo que dinamiza la economía. Hay empleo para los trabajadores y eso es positivo”, remarcó.

Sin embargo, esta situación tiene su lado positivo y negativo; por un lado, más gente puede acceder a un techo propio, pero por otro la demanda deriva en un incremento de precios de los materiales y la vivienda.

Méndez descartó que el sector de la construcción esté atravesando sólo una burbuja inmobiliaria porque su crecimiento viene acompañado de una expansión de la economía.

“El auge de la construcción refleja los mejores seis años que ha tenido la economía del país”, dijo.



Testimonios
Sergio Condori, maestro albañil

“El costo de vida se incrementó”

“Nosotros, como trabajadores, no podemos mantener a nuestras familias, con un jornal, cuando subió todo en los mercados de abasto.

Lo que pasa es que, cuando uno tiene su familia no puede vivir con lo mismo durante años. Es decir, si nosotros cobrábamos hace un año como maestro albañil entre 100 bolivianos, ahora el panorama es diferente, porque los precios de la carne de pollo, azúcar y otros productos que son de primera necesidad para las familias se han encarecido.

Además, tenemos que tomar en cuenta la educación de nuestros hijos.

Sin embargo, no es el único factor que nos motiva a elevar el costo de nuestra mano de obra por jornal, sino también el buen momento por el que está pasando la actividad de la construcción en el país”.

Reynaldo Choque, vidriero

“La experiencia vale más”

“En nuestro trabajo la experiencia vale más, porque si una empresa constructora decide contratar a trabajadores sin tener conocimiento de cómo se realiza la obra, podría tener algunos percances.

Hay personas que en este momento están ganando menos, son aquellos que no tienen experiencia y por lo tanto aceptan un salario mínimo, en su mayorías son jóvenes. En mi caso sucedía lo mismo, cuando empecé en la construcción ganaba menos de 50 bolivianos, pero ahora tengo experiencia y mi jornal tiene que subir a 100 bolivianos”.

Al igual que su compañero de trabajo, Sergio Condori, para Choque, la familia y el costo de vida también son factores determinantes en el incremento de más de 30 bolivianos de remuneración por jornal.

Dice que las empresas lo entienden y saben apreciar la mano de obra con experiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada