13 febrero 2012

Cada día se ventilan 60 juicios laborales

Frontis de la Corte Superior de Justicia de El Alto.

Los juzgados laborales en el país diarios atienden un promedio de 60 casos, en la mayoría de los casos demandas laborales por despido injustificado y es porque los empleadores no conocen sus obligaciones.

“Los obreros conocen cada vez más sus derechos, acuden a los juzgados para exponer sus casos, saben que están protegidos por el fuero sindical o en el caso de las mujeres no pierden su fuente de trabajo por embarazo, en esto tiene que ver y mucho la nueva Constitución, que protege al trabajador de abusos”, afirma el abogado laboralista Iván Campero.

Los juzgados están saturados por estos casos, tal la situación presentada en El Alto donde sólo existen dos juzgados de trabajo para atender a 800 mil habitantes, distinto por ejemplo a Cochabamba donde para una población similar se tiene seis juzgados.

Campero afirma que la falta de orientación a los empleadores lleva a éstos a cometer errores como por ejemplo, contratar a un trabajador por tres meses, darle una semana de descanso y volver a suscribir un contrato por otros tres meses. “No se dan cuenta que al hacer esto ya hay una continuidad del contrato, porque debería dejar de trabajar al menos tres meses”, explica.

Cuenta que en El Alto, y, tomando en cuenta este antecedente, muchos empleadores aplican este sistema para su beneficio, de manera que contratan a un trabajador por tres meses, le dejan de contratar otros tres y contratan a otra persona en ese tiempo; luego vuelven a contratar al primero y así sucesivamente, de manera que para un mismo puesto van alternando dos trabajadores.

Al referirse a la quiebra de empresas expresó que este no es un caso común en el medio, porque los empleadores son versátiles en este campo y cuando les va mal en un rubro pasan a otro y son escasos los casos de cierre de fábricas tal como ocurrió hace tres décadas con la famosa fábrica Soligno.

“La profesión de abogado laborista no es muy rentable porque si el juicio es de 1.500 bolivianos, al abogado le quedan 150 bolivianos y debería tener unos 30 casos en un mes. Tal vez por eso son pocos los laboralistas y la mayoría de los abogados optan por ser penalistas y civilistas”, destaca Campero, quien está convencido de que en el occidente son más amigos de los juicios y en el oriente se busca menos el tema pendenciero judicial.

Justamente, los abogados laboralistas que tiene como entidad matriz a la Asociación Boliviana de Derecho del Trabajo y de la seguridad Social para elegir a sus nueva autoridades este lunes a partir de las 19.00 en el edificio Asbún.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada