06 mayo 2012

Albañiles perciben los salarios más altos

Los obreros dedicados al oficio de la construcción gozan de salarios altos en relación a otras actividades, debido al crecimiento vegetativo que existe en el país. Viven un periodo de bonanza, sus servicios son requeridos, tienen posibilidad de decir “este trabajo no me conviene”, aunque no saben cuando pasará esta primavera del trabajo que les permite asegurar el presente, pero no el futuro, porque están lejos del sistema social que les ampararía en su vejez. Los obreros dedicados al oficio de la construcción gozan de salarios altos en relación a otras actividades, debido al crecimiento vegetativo que existe en el país, sin embargo, es el sector más desprotegido, porque tienen las puertas cerradas de la seguridad social, la estabilidad laboral y la seguridad industrial. El Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) confirma lo escrito líneas arriba, pero no le da mayores expectativas a esta profesión riesgosa y que ha permitido a muchos bolivianos de clase humilde emigrar a países vecinos donde reciben una aceptable remuneración. El investigador de la Unidad de Empleo y Derechos Laborales del Cedla, Bruno Rojas, reveló que según los últimos estudios hasta la gestión 2010, en el eje central del país; La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y El Alto existen 145.237 obreros albañiles, de los cuales 100.458 pertenece a la población asalariada. Mencionó que del total de asalariados sólo el 24.657 tienen un empleo permanente y el resto de los 75.801 tienen trabajos eventuales. Explicó que la cifra de empleos permanentes sólo llega a la cuarta parte de todo el conjunto, dijo que “de cada 100 obreros sólo 24 tienen empleo permanente”. En cuanto a los salarios, señaló que los trabajadores con empleos permanentes son los que mejores ingresos perciben con Bs. 2.754 mensual, sin embargo, relacionó que los que tienen empleos eventuales sólo ganan Bs.1.595, aunque muchos superan este monto lo que hace que muchos jóvenes estudiantes encuentren en el trabajo de construcción un suplemento económico los fines de semana. “El hecho de que ganen más no significa que con eso estén mejor y van a renunciar a sus derechos laborales que por ley les corresponde, ya que no gozan de la seguridad social como todo trabajador tiene que tenerlo” Resaltó que el sector no cuenta con salarios dominicales y no se los pagan por las horas extras que muchas veces los constructores se someten a atas horas de la noche para concluir el trabajo. Sostuvo que la construcción es el sector más desprotegido porque además de que los obreros no gozan de la seguridad social, no cuentan con la seguridad industrial que tendrían que dotarles las empresas que los emplean, como cascos, guantes, botas y entre otros implementos que aseguren su vida cuando se encuentran trabajando en el exterior de las alturas de un edificio. “Es el sector altamente desprotegido, en términos de seguridad ocupacional, de higiene, de seguridad industrial, cuando se trata el trabajo en alturas no tienen protección para prevenir accidentes, y eso puede causar una caída muy fácil, porque están apenas sujetos con algunas cuerdas, o sogas que están propensos que implica los riesgos esta actividad” puntualizó Rojas. Por tal motivo, el investigador del Cedla remarcó que la construcción es la actividad con mayor índice de accidentes de trabajo en relación a otras. La afiliación de los albañiles al sistema de pensiones es muy escasa, dijo Rojas mencionando que solo el ocho porciento aporta para su jubilación del total de asalariados quedando un saldo del 92 por ciento de obreros que no están afiliados al seguro. Otro de os aspectos, señaló que actualmente ya no existe mucha mano de obra de albañiles además del crecimiento vegetativo en el país, por la cantidad de obras que se generaron por proyectos del Gobierno Central, departamental y municipal, es porque una gran parte migró al exterior a buscar mejores salarios. Argumentó que Bolivia es el país donde menos se paga a los obreros en relación a los demás países. “En otros países como por ejemplo en Chile, ganan el doble el triple comparación de Bolivia. Si aquí ganan dos mil o tres mil bolivianos al mes, haya ganarán por lo menos 1000 o 1.500 dólares. Pese a que hubo una mejora significativa en los salarios en esta actividad no alcanza ni se compara con lo que se paga en otros países”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada