18 septiembre 2012

Nueve de 10 mujeres tienen trabajo precario

El Gobierno no preparó una respuesta al estudio que se realizó en el país.

Las condiciones laborales de la mujer en Bolivia son precarias. De cada 10 sólo una tiene un empleo de buena índole, según una encuesta que realizó el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA).
La Fundación para el Periodismo  destaca que de cada 10 asalariadas, tres tienen un trabajo precario extremo y más de cinco un trabajo precario, entre las ocupadas en el sector empresarial o en pequeñas unidades económicas del sector semiempresarial.
Esto significa que la mayor parte de las mujeres trabajadoras no cuenta con estabilidad laboral, no tiene acceso a un seguro médico, no aporta a la seguridad social de largo plazo y soporta mayor carga horaria, etc.
MALAS CONDICIONES LABORALES. El especialista en temas laborales del CEDLA, Bruno Rojas, dijo que, en general, el 78 por ciento de las personas ocupadas no cuentan con acceso a la seguridad social y del 22 por ciento que accede a este beneficio, sólo 10 aportan regularmente al sistema de pensiones.
En El Alto, el panorama laboral de las mujeres es aún peor, pues 92 de cada 100 trabajan en rubros del sector informal que, por definición, ofrece precarias condiciones y en algunos casos extremos, es decir que no cuenta con derechos contemplados en la Ley General del Trabajo.
“El empleo ha estado precarizándose más, ahondándose el proceso de empobrecimiento del empleo. Nos referimos a que la calidad, el tipo de empleo va perdiendo esos atributos, condiciones, que le permitirían caracterizarse como empleo digno, adecuado o de calidad”.
LAS MUJERES SON MÁS EXPLOTADAS. Las mujeres forman el 45 por ciento de la población ocupada, el 44 por ciento de los trabajadores asalariados y el 53 por ciento de los trabajadores independientes en las principales ciudades del país.
En 2010, el 70 por ciento de las mujeres asalariadas y el 83 por ciento de las trabajadoras independientes tenían un ingreso inferior al costo de una canasta normativa alimentaria, estimado en Bs 1.792 para este año, que considera específicamente los alimentos básicos para reponer la fuerza de trabajo.
Rojas añadió que hasta el año pasado, el 65 por ciento de las personas empleadas ganaba igual o por debajo de este nivel en el área urbana. Aseguró que las empresas estatales que se crearon en los últimos años son “insuficientes” y marginales.
 EL GOBIERNO NO RESPONDE. Las autoridades del Gobierno decidieron no comentar respecto al estudio que realizó el CEDLA y se conoce extraoficialmente que elaboran planes de generación de empleo que se darán a conocer próximamente. En el Ministerio de Trabajo prefirieron no formular declaración alguna, pese a la insistencia de los pedidos.
El director departamental de Trabajo, Félix López, dijo a la Fundación para el Periodismo, que la estabilidad laboral y el incumplimiento del pago de los beneficios sociales son los derechos más vulnerados por  empresarios en La Paz. Cada mes, se denuncian entre 50 a 80 casos referidos a este tipo de denuncias y en la mayoría de los casos, bajo la causa de reestructuración.

65 personas de cada 100 se encuentran ocupadas en el sector informal en el eje central del país, incluido El Alto.

Las mujeres que trabajan por su cuenta son las mayores impulsoras de la dinámica del comercio en el país. favorecen la distribución, bajos precios, la producción nacional e importada, y cumplen un rol subordinado al empresario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada