27 diciembre 2012

Inventan decesos para no ir a trabajar

Más de un cuarto de los asalariados estadounidenses inventaron un deceso familiar o una convocatoria para participar en un jurado popular, para poder faltar al trabajo.

El dato sobre excusas y verdades a la hora de no ir a trabajar surge de un estudio llevado a cabo por la empresa de trabajo temporario Adecco en Norteamérica.

Según la investigación, realizada en forma telefónica a fines de noviembre, el 26% de las personas consultadas confesaron haber invocado una falsa muerte para quedarse en su casa y el 27% puso como pretexto un sorteo de su nombre para participar en un jurado.

Regalarse una jornada de descanso extra diciéndose enfermo es mucho más habitual todavía: al menos el 47% admitió haber recurrido a este tipo de excusa para eludir una jornada laboral.

El estudio reveló además que los hombres son dos veces más propensos que las mujeres a afirmar falsamente que tuvieron una muerte en la familia.

Asimismo la coartada de una convocatoria para ser parte de un jurado es cuatro veces más utilizada por los hombres que por las mujeres. La investigación, de todos modos, muestra que los colegas de un empleado que se dicen enfermo no se dejan engañar tan fácilmente: el 72% suele pensar que su colega está simplemente simulando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada