23 diciembre 2012

Sepa cuándo, cómo y por qué pedir aumento

El incremento de los precios de los alimentos, los gastos en el material escolar de los chicos y otros factores influyen para que el trabajador se vea acorralado y tenga que pedir un aumento a su salario. Pero, para hacer esta solicitud, economistas del medio brindan algunos consejos para dar este paso.

Básico. El primer aspecto que se debe tomar en cuenta es observar que la solicitud sea real; es decir, acorde con sus necesidades y en qué invertirá el porcentaje adicional. "No vaya a pedir el aumento del 100% de su salario, porque simplemente no se lo darán", sostuvo el economista Edilberto Osinaga. Otro aspecto es el estado de ánimo del jefe al que se dirigirá, la estabilidad o crecimiento de la empresa y, por supuesto, las funciones reales que desempeña y de las que se favorece la compañía. Además, hay que tomar en cuenta si entre las políticas de la empresa está el incremento salarial progresivo, porque si es así su solicitud es en vano. Incluso, antes de dirigirse a su jefe directo revise bien su contrato laboral, tal vez en el documento que suscribió al inicio de sus labores indica que usted no puede acceder a un aumento de su salario hasta después de un determinado tiempo y, por tanto, su pedido será denegado.

Lo que está prohibido. Lo que no se debe hacer es amenazar con irse de la empresa en caso de no obtener el incremento. Describir lo estresante que son sus funciones en la empresa y que por ello exige su aumento salarial. Comparar su salario con el de sus colegas. Pero aún así, si se le otorga el aumento a su sueldo, no debe divulgarlo entre estos. En todo caso, usted debe estar preparado para recibir un no como respuesta a su solicitud.

De la forma. Osinaga y su colega Armando Porcel recomiendan que la mejor manera de pedir un aumento es mediante una carta formal y luego hacerlo personalmente, en ambos casos se debe ser lo más preciso posible para evitar dar la impresión de que no está seguro de requerir el aumento salarial. Los economistas sugieren que si no logra el aumento en dinero efectivo, por lo menos logre obtener vales de compra.

La 'eterna' pulseta salarial en el sector público

Como el pan de cada día, todos los años, en el mes de mayo, la clase obrera del sector público convulsiona exigiendo el incremento de su salario.

Para los economistas Armando Porcel y Edilberto Osinaga, las exigencias del sector público en realidad son una nivelación de su salario. "El incremento de los precios de alimentos no está en relación con la boleta de pago".

Es por ello que pasado el primer trimestre del año se observan manifestaciones en las calles de las principales ciudades del país. "El Gobierno cuida mucho la macroeconomía de Bolivia, pero eso no es palpable al bolsillo del ciudadano de a pie", sostiene Osinaga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada