12 diciembre 2012

Trabajadores respaldan sugerencia de prolongar los últimos feriados

Contraria a la posición de los empresarios, los trabajadores fabriles a través de sus dirigentes respaldaron ayer la sugerencia de ampliar los feriados de las fiestas de fin de año por considerar que esos días servirán para un “encuentro familiar”.

“Si bien los obreros no podemos darnos los lujos de viajes por los magros salarios, consideramos que la sugerencia de ampliar el feriado sería beneficioso para propiciar la unión y encuentro de las familias en esta fechas importantes como son la Navidad y el Año Nuevo”, dijo el representante fabril Vitaliano Mamani.

El dirigente consideró que “no sería mucho el perjuicio” en el sector manufacturero, al recordar que un descanso sería beneficioso para los obreros.

“Muchos obreros trabajamos 12 horas y creemos que esos días podríamos descansar y pasar con la familia”, sostuvo.

Por su parte, el dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB), Nicanor Baltazar, respaldó la posición de los fabriles al sostener que los feriados serán benefician a los trabajadores, su calidad de vida y sobre todo para “tener un tiempo y dedicar a la familia”.

El Gobierno abrió la posibilidad de prolongar los días feriados de las fiestas de fin de año, justificando un supuesto fomento del turismo interno y promoviendo los viajes, sin embargo no tomó en cuenta la elevación de los costos en los pasajes, servicios de hotelería, además de la inseguridad ciudadana que en las fiestas de fin de año se incrementan.

El lunes pasado, el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Daniel Sánchez, advirtió que un prolongado feriado como propone el Gobierno para las fiestas de fin de año, afectará la productividad de las empresas.

Explicó que gran parte de las empresas trabajan en dos y hasta tres turnos sin que se deje de producir las 24 horas y los 365 días del año y que la paralización de actividades pone en riesgo incluso la maquinaria de producción.

En ese contexto pidió al Gobierno revisar esa posibilidad y planificados los feriados toda vez que paralizará el aparato productivo y afecta el ingreso de los trabajadores.

El ministro de Culturas, Pablo Groux, propuso ampliar los feriados de fin de año: 25 de diciembre (Navidad) y el primero de enero (Año Nuevo) con la finalidad de permitir mayores ingresos económicos a las arcas del Estado, a través del turismo.

Dijo que los fines de semanas largos o extendidos constituyen un importante atractivo para los ciudadanos bolivianos para conocer los distintos lugares turísticos en el país, hecho que moviliza la economía y además genera un principio de interculturalidad que debe ser aprovechado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada