03 junio 2013

Empresarios piden censo para medir la tasa real de empleo en Bolivia

El Registro de Comercio tiene anotadas a 70 mil empresas, mientras que el SIN a más de 200 mil y el Ministerio de Trabajo a 10 mil.

El empresariado reconoce que la tasa de desempleo disminuyó en los últimos años.

El sector privado planteó que se levante un censo de las empresas nacionales porque las entidades relacionadas con ese campo manejan información que no permite contar con datos precisos sobre la generación de empleo formal e informal en Bolivia.

“Exactamente, es el Ministerio de Trabajo el que debe realizar un censo empresarial que permita registrar a la mayor cantidad de empresas” para visivilizar la cantidad de empleos formales e informales, señaló el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Daniel Sánchez.

Precisó que en el Registro de Comercio hay cerca de 70 mil empresas registradas, mientras que en Impuestos Nacionales hay más de 200 mil, y el Ministerio de Trabajo tiene una nómina de 10 mil.

La diversidad que hay en estos datos provoca “una distorsión de la cantidad de trabajo que se genera”, dijo Sánchez.

Sin embargo, reconoció que el nivel de desempleo en Bolivia descendió bastante durante los últimos años y que se generaron nuevas oportunidades para que los empresarios abran más fuentes laborales.

La generación de empleos representa, para el sector privado, una oportunidad para luchar contra la pobreza.

Agregó que el empresariado boliviano en general se caracteriza porque genera oportunidades para todos. “Somos un país emprendedor, donde no nos gana la flojera, sino que más bien salimos a buscar el pan de cada día, ya sea por autoempleo o porque tenemos un buen trabajo”.

INVERSIÓN

El sector privado nunca dejó de invertir en el país; sin embargo precisa contar con aliados extranjeros en el ámbito de las inversiones, y para ello requiere que se genere un marco legal que le permita generar asociaciones.

En ese marco, Sánchez señaló que la Ley de Inversiones y la Ley de Bancos están “avanzando a un ritmo de pronto que no es el más adecuado para el sector privado ni para el sector gubernamental”.

Pese a ello, añadió, ambas normativas se convertirán en las bases fundamentales del crecimiento y desarrollo del país, por lo cual el tiempo que requiera su elaboración representará un parámetro de la madurez de los actores que participan en ésta.

En ese sentido, no se fijó un plazo determinado para terminar la elaboración de los citados marcos legales, que son trabajados con instancias gubernamentales.

De momento existen avances en varios frentes, “las leyes están prácticamente ya dibujadas en su plenitud, pero eso no significa que no haya algunas divergencias o algunos aportes para mejorarla, que deben ser tomados en cuenta, pero que se van resolviendo en cada reunión que se sostiene”.

AVANCES

“Parte del éxito que se ha tenido en estos últimos tres años ha sido precisamente el habernos apartado de opiniones políticas”, reconoció el líder del empresariado nacional.

En ese marco, sostuvo que las opiniones de la nueva generación empresarial están circunscritas a la producción, la generación de empleo e inversiones.

El nuevo papel del sector privado se circunscribe en la atracción de inversiones, impulsar el crecimiento de las empresas y generar mayores oportunidades para los trabajadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada