18 diciembre 2013

El clima laboral como factor de integración

Harold Tórrez Meruvia. Especialista en gestión empresarial

El clima laboral es un elemento de gran importancia en el sector empresarial, el cual se desarrolla de manera inicial en el medio ambiente organizacional y se expande de manera envolvente en el trabajo cotidiano profesional. Además se interrelaciona con las percepciones que se matizan mediante las actividades, interacciones y experiencias de cada uno de los miembros de la organización, lo que permite establecer principios y criterios para el mejoramiento continuo del ambiente de trabajo.

Es importante indicar que el clima laboral no es algo físico que pueda tocarse, pero tiene una presencia e incidencia real que afecta todos los acontecimientos que se suscitan dentro una organización. A su vez, es una inversión a largo plazo y forma parte del activo intangible de la empresa y como tal debe ser valorado y monitoreado en diferentes escenarios, ya que a medida que transcurra el tiempo puede convertirse en un beneficio u obstáculo para el buen funcionamiento de la organización y ser un factor de distinción e influencia de sus miembros.

Debido a estos elementos, la preparación del clima laboral es un proceso sumamente complejo a raíz de la dinámica de la organización, del entorno y de los factores humanos; es decir, para estar seguros de la solidez del talento humano, las organizaciones requieren contar con mecanismos de medición periódica basados en la motivación del personal, los manuales de funciones y la cultura organizacional.

El clima laboral hoy requiere una investigación exhaustiva, ya que sirve como un elemento diferenciador que genera niveles mayores de competitividad.

"El clima laboral en la política empresarial se torna indispensable en la planificación estratégica de las organizaciones, puesto que permite gestionar la motivación de los empleados con el objetivo de conseguir mejores resultados"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada