08 diciembre 2013

Pymes generan 80 por ciento de empleo

Las pequeñas y medianas empresas (Pymes) generan el 80 por ciento de los empleos en Cochabamba. En el resto del país el dato es aún más alentador, 84 de cada cien fuentes de trabajo se concentran en iniciativas familiares e industrias incipientes.

Este dato fue confirmado por la Cámara Departamental de la Pequeña Industria y Artesanía de Cochabamba (Cadepia), cuyo gerente general, Rodrigo Osinaga, destaca el protagonismo que han adquirido en los últimos años sus afiliados.

En contraste, el aporte al Producto Interno Bruto (PIB) de la región y del país (20 por ciento ) de las pequeñas y medianas empresas es relativamente bajo, pese a que es uno de los sectores que más fuentes de empleo crea.

Osinaga puntualizó que la diferencia entre la generación de empleo y el aporte al PIB se debe a que la mayoría de las pequeñas y medianas empresas son artesanales y no reportan un gran movimiento económico.

“Estamos conscientes de que el aporte al PIB de parte del rubro manufacturero no es muy significativo, pero eso se debe también a la falta de apoyo al sector”, manifestó Osinaga.

Muchas de las Pymes, según el representante de Cadepia, mantienen una producción en cantidades limitadas, sobre todo porque trabajan a pedido y no de manera continua como lo hacen las grandes empresas.

AVANCES IMPORTANTES

En los últimos años el incremento en el número de pequeñas y medianas empresas ha sido notable, de acuerdo con los datos proporcionados por Cadepia.

En 2009 esta institución contaba con 487 afiliados y a la fecha el número de empresas ha superado las 900.

“La cantidad de empresas se ha duplicado en pocos años y eso se debe al apoyo que hemos hecho al sector en varios aspectos”, mencionó Osinaga.

Durante la gestión pasada se registraron en Cochabamba 92 nuevos emprendimientos en la Cámara de la Pequeña Industria y Artesanía, y se prevé que este año el número de nuevas empresas inscritas supere las 100.

ASISTENCIA

La capacitación a los afiliados de Cadepia ha sido uno de los aportes más importantes de la entidad, que les instruyó acerca del capital de inversión, capital de operación y la asistencia técnica correspondiente.

Otro aporte que ha materializado Cadepia, para que las Pymes puedan salir adelante, es la asistencia durante el proceso de formalización.

Osinaga manifestó que las Pymes no solamente requieren de un Número de Identificación Tributaria (NIT) o de un registro en Fundempresa, sino también de otro tipo de licencias, además de la adecuación a las normativas, según su rubro.

SIN PROTECCIÓN

El registro de marca es otro de los problemas que deben afrontar las Pymes, hoy en día.

Las marcas no están protegidas a pesar de estar inscritas en Fundempresa.

“Lo que nos ha ocurrido es que muchas pequeñas y microempresas se esfuerzan para comercializar sus productos, pero ocurre que a veces hacen conocer una marca que ya está registrada por otra compañía”, manifestó.

Añadió que a estas empresas se les brinda asesoramiento para evitar este tipo de problemas.

Osinaga precisó que en muchos casos esta dificultad obliga a los emprendedores a empezar de cero.



EN FAMILIA

Una de las características de las Pymes en Cochabamba es que son de tipo familiar.

La mayoría de estos emprendimientos está conformada por un núcleo familiar, que posteriormente otorga empleos a primos, sobrinos, tíos y hasta abuelos. Y cuando estas empresas crecen, con el paso de los años la generación de empleos también alcanza a otros profesionales del medio.

Según Osinaga, las Pymes en Cochabamba tienen como promedio entre 5 a 10 personas que forman parte de una misma familia.

El fenómeno de las Pymes familiares se origina sobre todo por la falta de empleo. Por este motivo, tanto hombres como mujeres de una misma familia deciden emprender un proyecto para generar recursos y trabajo.

No importa si estas personas tienen o no alguna profesión. En muchos casos los emprendedores son licenciados o han alcanzado un nivel técnico, y una vez que inician una microempresa reciben la capacitación para manejarla y administrarla.

RUBROS

Uno de los más importantes es el de alimentos transformados, por ejemplo de frutas deshidratadas o conservas. Asimismo los lácteos y sus derivados.

Otro sector fuerte en Cochabamba es de la confección de prendas de vestir. Según Osinaga, la producción de jeans y chamarras, además de ropa deportiva en el departamento está, algunas veces, por encima de las confecciones que se realizan en El Alto, ciudad que se caracteriza por contar con este tipo de Pymes.

Otros rubros que se destacan son artesanías en cuero, tela y otro tipo de materiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada