18 febrero 2014

Formación integral, un valor agregado en la hoja de vida

Los currículum vitae con más de cuatro páginas llenas de seminarios, posgrados y distinciones están siendo relegados por hojas de vida de dos páginas, de redacciones cortas y que destaquen la formación integral del postulante. Así lo confirmaron dos expertos en contratación de personal que lideran empresas que se dedican a esta actividad.

Javier Gutiérrez, gerente del Centro de Entrenamiento y Alto Rendimiento Empresarial (Ceare), dijo que ahora ya no se valora solo la aptitud y la formación técnica de los candidatos, sino también la actitud para desenvolverse en un trabajo y si realiza otras actividades que demuestren una formación más integral.

“Mientras más arriba esté, más relaciones tiene que desarrollar (el ejecutivo), más contacto debe tener, debe comunicarse mejor y eso no lo enseñan en una universidad, uno debe desarrollarlo y expresarlo en su hoja de vida”, expresó Gutiérrez. El modelo del curriculum europeo incluye, según Gutiérrez, la formación musical y artística del postulante.

Explicó que el Ceare recibe alrededor de 20 requerimientos de personal al mes de los cuales unos cinco son para altos cargos gerenciales.

Por su parte, José Candia, gerente general de la empresa especialista en gestión de personal Voyer Group, dijo que en una hoja de vida debe incluirse la experiencia laboral describiendo el tiempo y el sector de la empresa, con un lenguaje sencillo y con prolijidad.

Agregó que un buen currículum no debe superar las dos hojas, debido a que por la cantidad de postulaciones que hay para estos cargos le dedican unos 30 segundos en promedio para la lectura

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada