07 abril 2014

Advierten que el 87% de menores trabajadores tiene oficios peligrosos

En Bolivia se tienen registrados a unos 850 mil niños, niñas y adolescentes trabajadores (entre cinco a 17 años), de los cuales más del 87 por ciento está inmerso en trabajos peligrosos que ponen en riesgo su salud, su integridad física, mental y dignidad, según un informe del Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social.

En el año 2010, en el marco de la Conferencia Mundial sobre trabajo infantil de La Haya, Bolivia suscribió la Hoja de Ruta para la eliminación de las peores formas del trabajo infantil para el 2016, por constituirse éstas en un obstáculo para el desarrollo de la niñez y la adolescencia, y para el desarrollo en general de las sociedades. Cabe recordar que toda la comunidad internacional reunida adoptó este compromiso.

A nivel mundial, 215 millones de niños están sometidos al trabajo infantil, según denuncias de Unicef.

El trabajo infantil está asociado con actividades productivas que resultan nocivas para el desarrollo tanto físico como mental de los niños, niñas y adolescentes, y que les privan de su infancia o adolescencia, de su potencial y de su dignidad.

Algunos informes estadísticos proporcionados por la Fundación Desarrollo y Autogestión Bolivia (DyA) establecen que los trabajos más desempeñados por los menores son: las labores domésticas, el promedio nacional de horas que trabaja este grupo es de 6,10 horas a la semana. Entre los 5 y 13 años, las niñas urbanas le dedican 7,19 horas a la semana a estas tareas y los niños 4,65 horas.

En el área rural, las niñas realizan labores domésticas 8,68 horas a la semana y los niños 5,12 horas. Entre los 14 y 17 años, las adolescentes urbanas dedican 11,25 horas a la semana a tareas domésticas y las adolescentes 6,77 horas.

Alrededor de 850.000 niños, niñas y adolescentes, que representan el 28 por ciento de la población entre cinco y 17 años, realizan diferentes actividades económicas: 397 mil en las ciudades y 452 mil en el campo.

De ese total, unos 491 mil tienen entre cinco y 13 años, aunque la edad mínima para trabajar en Bolivia es de 14 años. En este grupo, 437 mil niños y niñas realizan trabajos peligrosos: 134 mil en el área urbana y 302,70 en el área rural.

Los adolescentes de entre 14 y 17 años que trabajan suman 357 mil; de ellos, 309 mil realizan trabajos peligrosos: 172 mil en el área rural y 137 mil en el área rural.

Mientras que el 77,11 por ciento de niños, niñas y adolescentes trabajadores de cinco a 17 años son trabajadores familiares no remunerados, tanto en el área urbana como rural. El 9,17 por ciento trabajan por cuenta propia, en especial en el área urbana, el 2,23 por ciento son obreros o empleados, sobre todo en el área urbana, el 12,41 por ciento trabaja para empleadores y 5,12 por ciento para otros hogares.

En cuanto a las remuneraciones se observa que en la mayoría de los casos dichas actividades laborales de los menores registran remuneraciones menores del 65% de lo que equivale el salario mínimo nacional, sin contar que en su mayoría no reciben otros beneficios sociales, como el seguro de salud, por realizar una actividad laboral no reconocida legalmente.

El salario promedio mensual para el grupo de entre cinco y 13 años, en el área urbana es de 303 bolivianos para los niños y 195 para las niñas; en el área rural 260 bolivianos para niños y 175 para niñas.

El salario promedio mensual para el grupo de entre 14 y 17 años, en el área urbana es de 715 bolivianos para los chicos y 457 para las chicas; en el área rural son 716 para los chicos y 427 para las chicas, esto según datos proporcionados por el Ministerio de Trabajo y Previsión Social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada