21 abril 2014

Cedla: Alza salarial del Gobierno no cubre necesidades de los trabajadores

El incremento salarial determinado por el Gobierno es bajo porque no cubre las necesidades de las familias de los trabajadores, tal como ser la alimentación, el transporte y la educación, además que ratifica la política aplicada por los gobiernos neoliberales de contención, dijo el investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), Bruno Rojas.

El Gobierno planteó a la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) la semana anterior un incremento del 15% al salario mínimo nacional y 8% al salario básico. La dirigencia de la entidad matriz de los trabajadores calificó como "insuficiente" el planteamiento oficial y propuso un alza del 20% al salario mínimo y 12% al básico.

"El incremento que se plantea del 8% a la masa salarial y de un 15% al mínimo nacional, lo único que hace es aliviar en parte al trabajador para cubrir sus necesidades básicas. Los salarios sobre los cuales se van a incrementar son tan bajos que no son reales", apuntó.

El economista del Cedla sugirió que el salario mínimo debería ser de Bs 8.309 como lo había planteado la COB, dado que expresa un cálculo para una familia de cinco personas que tienen necesidades de salud, educación, transporte y alimentos. "El monto sobre el cual debería girar si hablamos de un salario real tiene que ver con los Bs 8.309", dijo.

El presiente Evo Morales adelantó el viernes que esta semana dará a conocer una sorpresa en el tema salarial. Esta autoridad se reunirá una vez más este lunes a las 10:30 con los dirigentes de la entidad matriz de los trabajadores para abordar esta temática.

En Bolivia, los trabajadores de diferentes sectores, excepto del público, perciben sueldos que no pasan en promedio los Bs 2.000 y el alza planteado por el Ejecutivo sobre la base de la inflación del año anterior que fue 6,48%, representa una repetición de la política de los gobierno anteriores, argumentó Rojas.

La dirigente de los maestros urbanos de La Paz, Hortensia Ballón, manifestó que de nada sirvió el alza salarial del año anterior porque los precios de los productos de la canasta familiar se incrementaron el doble y no bajaron desde que se incrementaron. "El 8% de aumento (salarial) de nada va a servir porque Bs 100 ya no alcanza para comprar en el mercado", cuestionó.

"Estos aumento no son incrementos salariales reales porque apenas reponen una parte de lo perdido por el salario, sería distinto fijar aumentos sobre Bs 8.309 para que alcance para vivir y cubrir lo que necesita un trabajador y su familia", afirmó el especialista del Cedla.

El investigador explicó que los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) están cuestionados por varios sectores y explicó que al salario mínimo de Bs 1.200 equivale sólo para comprar el 56% de los alimentos que el año anterior se elevaron en 10%. También enfatizó que los últimos aumentos sólo beneficiaron a los empresarios y no a los trabajadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada