22 abril 2014

CEPB cierra filas y pone en duda nuevo empleo en el país

La empresa privada del país reaccionó con cierta cautela ayer y anunció que con el incremento salarial adoptado por el Gobierno el sector no está en condiciones de garantizar nuevo empleo y cuestionó al Gobierno la ausencia de políticas de Estado que estimulen la inversión para la generación de empleos.

En un pronunciamiento que duró escasos cuatro minutos el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, Daniel Sánchez, reclamó asimismo la aplicación del principio del tripartismo, consagrado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para la negociación salarial. Este lunes se conoció la determinación del Gobierno de elevar el salario en 10 por ciento y el mínimo nacional en 20 por ciento. El presidente de los empresarios privados de Santa Cruz, Gabriel Dabdoub, manifestó que era “un porcentaje exagerado que muchas empresas no podrán cumplir”, aunque admitió que harán lo posible para cumplir con esa determinación”. El líder empresarial cruceño y expresidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) recordó que los trabajadores percibieron el doble aguinaldo con carácter de incentivo.

LA MEDIDA

El Gobierno dispuso ayer el aumento del 20%, del mínimo nacional y asimismo 10 por ciento a la masa salarial de los trabajadores en el sector público y retroactivo a enero de la gestión. Hasta este lunes el salario mínimo era de Bs 1.200. Con el incremento el nuevo mínimo será de Bs 1.440. La medida fue aplaudida por los dirigentes cobistas aunque los empresarios anunciaron “el cierre de algunas empresas” porque no podrán cumplir con la medida. El máximo ejecutivo de la COB, Juan Carlos Trujillo, mostró ayer satisfacción con el acuerdo porque “consiguieron el 20 por ciento al mínimo nacional” nivel que fue propuesto desde el inicio de las negociaciones con el Gobierno.

EMPRESARIOS

Para el presidente de la Federación de Empresarios Privado de Santa Cruz, Gabriel Dabdoub, el incremento salarial, tanto al mínimo y como al haber básico, “es un porcentaje exagerado el que muchas empresas no podrán cumplir; sin embargo, harán lo posible para acatar la medida gubernamental”, dijo ayer en una entrevista de una emisora local.

El empresario cruceño manifestó que “los trabajadores ya recibieron un incentivo económico con el doble aguinaldo lo que representó un gasto significativo para varias empresas”. Ahora, con el nuevo incremento el dirigente cruceño no descarta que “algunas empresas se vean en la necesidad de cerrar o reducir personal”, afirmó.

MAESTROS

Los profesores del magisterio no se mostraron satisfechos por el acuerdo salarial celebrado entre la organización gremial y el Gobierno. El ejecutivo de la Federación de Maestros Urbanos de La Paz, José Luis Álvarez, calificó como “miserable incremento” al salario mínimo y al haber básico. El dirigente manifestó que el 10 por ciento representa para los profesores un aumento mensual de Bs 176, pero que este monto “no alcanza ni cubre los gastos diarios para los alimentos de la canasta familia”.

Álvarez considera que la dirigencia de la COB negoció unilateralmente con el Gobierno para llegar a ese acuerdo “sin consultar a las bases”. Los maestros urbanos se reunirán en un ampliado este viernes para definir una posición respecto al incremento salarial, anunció Alvarez. La propuesta que mantiene este sector es que el salario mínimo sea de Bs 8.300, “ya que esta cifra cubre los gastos esenciales de la familia como: transporte, alimentación, salud y otros”, dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada