22 abril 2014

El 85% de las firmas son unipersonales y crean pocos empleos



La base empresarial aumentó en Bolivia, según los datos de Fundempresa, pero el 85% de las firmas son unipersonales; es decir, se trata de unidades productivas de autoempleo o registro formal de consultores externos para la prestación de servicios.

Los analistas económicos advierten que las empresas unipersonales son, en su mayor parte, unidades de autoempleo. “Si generan algún empleo adicional es más bien precario y de bajas remuneraciones”, explica Roberto Laserna, presidente de la Fundación Milenio.

Mientras el economista Marcelo Núñez señala que las unipersonales son unidades, en su mayoría, familiares, que si bien están constituidas legalmente y pagan impuestos, sus trabajadores no aportan a las Administradoras de Fondos de Pensiones y carecen de seguro médico.

La característica principal es que si no logran consolidarse en el mercado, rápidamente cierran y emprenden otra actividad, su capital es poco, generalmente lo más fuerte es el alquiler, lamentablemente no hay registro de la cantidad de mano de obra que absorben.

En cuanto a la actividad económica el reporte de Fundempresa sostiene que el 40% se dedica a la venta por mayor y menor, reparación de vehículos automotores y motocicletas, y venta al por mayor y menor de vehículos y motocicletas, que es una actividad comercial.

Núñez sugiere que el registro empresarial incorpore rangos de cantidad de empleos.

Se dedican al comercio
Las unipersonales, por lo general, se dedican a actividades de comercio por mayor y menor, inmobiliarias, de alquiler o al sector de la construcción, según explica el economista Teófilo Caballero. Sobre el mayor surgimiento, destaca dos aspectos: la estrechez de la estructura económica que obliga a desarrollar una actividad por cuenta propia y la dificultad de insertarse en una empresa, puesto que en Bolivia cada año se deben crear 160.000 empleos y apenas se crean 40.000 empleos formales.

El analista Carlos Schlink advierte que las empresas unipersonales son las que están conformada por un solo propietario, con responsabilidad ilimitada frente a las obligaciones sociales. “Es la más riesgosa, por su carácter ilimitado y porque no se encuentra debidamente regulada por el Código de Comercio”, precisa

El crecimiento se basa en el consumo, no en la producción
Roberto Laserna - Pdte. Fundación Milenio
Estamos viviendo una etapa prolongada de crecimiento económico y, por tanto, de expansión del mercado y de las actividades económicas, gracias a la bonanza exportadora que nos beneficia como nunca en nuestra historia económica.

Sin embargo, si las empresas unipersonales son cada vez más y el ritmo de crecimiento de las empresas basadas en asociación es muy lento, quiere decir que estamos en un crecimiento espúrio; es decir, que no se basa en un fortalecimiento de la base productiva e institucional, sino simplemente en la expansión del consumo respaldado por la extracción y venta de los recursos naturales.

Es como si en una fábrica aumentaran las ventas llevando al mercado los ladrillos de las paredes o los repuestos de las máquinas. Claro que así se obtendrían más ingresos, pero solo hasta que se agoten los ladrillos y los repuestos que se están vendiendo. Y si con esos ingresos no se reponen o no se levanta otra fábrica, el resultado será la pobreza después de la fiesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada