16 abril 2014

Elevado incremento salarial provocará ajuste de precios

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Fernando Cáceres Pacheco, manifestó que un incremento salarial tan elevado como el propuesto por el ministro de Economía del 15%, “significará un inevitable incremento de los precios, puesto que los mayores costos laborales no podrán ser absorbidos por el sector privado que los obligará a transferir este costo al consumidor final”.

Estas declaraciones fueron realizadas por el directivo empresarial en el marco de las negociaciones que se desarrollan entre el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Economía con la Central Obrera Boliviana (COB) en la que se habría propuesto un incremento del 15% al salario mínimo nacional y hasta el 8% al haber básico de los trabajadores en salud y educación, señala Cáceres.

“El incremento de los costos laborales en los últimos años ha hecho que los márgenes (ganancia por unidad producida) con los que trabajan la empresa privada se estrechen fuertemente; para poder hacer frente a los mayores salarios sin ajustar los precios de venta, se ha reducido la utilidad por unidad producida. Pero esto está llegando a su límite, y será muy difícil en el futuro soportar mayores incrementos salariales sin ajustar los precios”, indica.

Asimismo añade: “El incremento del salario mínimo propuesto del 15%, de efectivizarse, será especialmente oneroso para el sector privado, pues implica también un incremento de los bonos de antigüedad, dominical y subsidios de lactancia, incrementando así los costos laborales que deben asumir las empresas, más allá del incremento en el salario básico”. Este lunes su par el presidente de los industriales, Mario Yaffar, advirtió que el impacto en las empresas un alza salarial como la propuesta por el Gobierno será ”muy fuerte”.

NEGOCIACIÓN TRIPARTITA

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio expresó su preocupación en torno a que las discusiones sobre un posible incremento salarial no incluyan al sector empresarial, que es el sector que deberá hacer frente al peso de esta medida. Este tema debería de tratarse generando los consensos necesarios con el sector privado. El ministro del Trabajo, Daniel Santalla, desestimó este año una negociación tripartita en cuanto al incremento salarial.

“Nos preocupan las acciones del Ministerio de Trabajo y de Economía en esta temática, puesto que como cabeza de sector debe generar consensos entre los sectores involucrados y no desarrollar gestiones bilaterales sólo con la COB, aspecto que no condice con la voluntad expresada por el presidente Morales, que ha definido que las decisiones relacionadas con el empresariado, se deben discutir de manera conjunta” señaló, a tiempo de manifestar que incluso existe un acuerdo ratificado por Bolivia ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que recomiendan respetar una negociación tripartita.

DERECHO LABORAL

Cáceres exhortó al Gobierno para que en el marco de lo que establece la Constitución se garantice el derecho a una fuente laboral estable bajo un criterio de corresponsabilidad entre todos los actores, a la hora de definir y decidir los parámetros y alcances de un incremento salarial justo y sensato. “Hay que recordar que el incremento salarial beneficia solamente al sector asalariado formal, que representa una pequeña parte de la población activa. En cambio, este incremento reduce las posibilidades de empleo formal para el resto de la población, dañando de esta manera a la población menos favorecida”, insistió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada