15 abril 2014

Sector empresarial reclama acuerdo de forma tripartita

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) expresó su rechazo a que el aumento salarial sea mayor a la inflación del año pasado, que fue 6,48%, y demandó que la negociación sea tripartita, es decir, trabajadores, Gobierno y empresarios.

“Un incremento del 15% implicaría que desde el 2006 al 2014 este salario se estaría incrementando en 109,7%, mientras la inflación solo aumentó el 50%. Esta situación nos va a afectar”, indicó el presidente del sector, Daniel Sánchez.

Consideran que el escenario que debería mantenerse para el alza salarial es el de básicamente reponer el poder adquisitivo, es decir un 6,43% para ambos (SMN y básico).

Gabriel Dabdoub, presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz (Fepsc), sugirió al Gobierno una negociación entre empresas y trabajadores. “Debe analizarse la situación de cada empresa, puede ser a escala regional o individual”, sostuvo.

Por su lado, el presidente de la Federación de Empresarios Privados de Oruro, Fernando Dehenne, informó de que planteará un incremento salarial de 6% para los trabajadores de ese distrito.

“El incremento debe ser racional para que podamos cumplir con esta obligación y también con el doble aguinaldo, porque nuestras empresas no tienen el mismo movimiento económico del eje central”, indicó el directivo.

Observan propuestas

En criterio del expresidente del Banco Central de Bolivia (BCB) Armando Méndez, un aumento salarial por igual en cada ciudad, en los términos que el Gobierno plantea, no se justifica de ninguna manera.

Aclara que no se toma en cuenta la situación de las empresas, pues hay compañías que les va muy bien, a otras regular y a otras mal. ¿Cómo es posible que en tal situación todas tengan que incrementar los salarios en igual proporción?, cuestionó Méndez

PUNTO DE VISTA

El PGE prevé un aumento del 16%

Carlos Schlink - Economista

La proyección del gasto en sueldos y salarios ya figura en el Presupuesto General del Estado (PGE 2014), en el que el Ministerio de Economía prevé un incremento del 16%.

Las cifras del Gobierno no tienen coherencia con relación a la realidad de la economía boliviana, ofrece un 7% y la proyección es más del 16%. Por el lado de la inflación real, en 2013 fue de 12,4% y ofrecieron solo 8% de incremento. El 2012 crecimos en 5,5% y dieron el 10% de aumento, y este año que crecimos al 6,8% ofrecen solamente 8%, es un descontrol total de todas las cifras económicas.

Hay un toque de maquillaje que le da el Gobierno y el INE, además hay que dejar claramente establecido que la pérdida del poder adquisitivo entre 2008 y 2013 fue de 33%. El incremento mínimo real debería ser del 15% para compensar por lo menos el último año de la inflación real que ha tenido la economía

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada