13 julio 2014

OIT investiga ley boliviana que autoriza trabajo infantil desde los diez años

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) indicó que está investigando la nueva legislación de Bolivia que autoriza a los niños a trabajar a partir de los 10 años, según señaló el organismo de la ONU.

“La OIT sigue examinando las provisiones de la nueva ley”, indicó a la AFP el portavoz de la OIT, Hans von Rohland.

“Pero hay preocupación de que la ley pueda llevar a la reducción de la edad mínima para trabajar por debajo del mínimo indicado por las Convenciones de la OIT ratificadas por Bolivia”, añadió.

El anterior Código Niño, Niña y Adolescente no permitía ninguna excepción por debajo de la edad mínima de 14 años, que las reglas de la OIT permite a los países en vía de desarrollo a adoptar en vez de la edad límite global de 15 años.

La nueva legislación mantiene la edad mínima en 14 años, pero introduce excepciones cuando se cumplen unos criterios legales específicos, en los que la edad mínima se reduce hasta los 10 años.

La edad mínima de 14 años es blanco de críticas en el país, incluido por parte de jóvenes sindicalistas, que argumentan que los bolivianos trabajan desde muy jóvenes por necesidad.

La convención laboral de la OIT también indica que los niños de entre 13 y 15 años pueden realizar trabajo leve siempre y cuando no amenace su salud o su educación, y que en los países en desarrollo se puede reducir a entre 12 y 14 años.

Los legisladores bolivianos aprobaron la medida tras un consenso entre todos los sectores, que obliga a los empleadores a respetar ciertos criterios para garantizar la salud mental y física de los niños empleados y evitar la explotación infantil.

Los factores incluyen una decisión voluntaria del niño a trabajar, el consenso de un pariente o tutor y el permiso del defensor del pueblo.

Sin embargo, la OIT alertó de posibles vacíos legales.

“La ley podría fallar en la protección de los derechos de niños que trabajan en la agricultura en la granja familiar”, indicó von Rohland.

“En línea con las Convenciones de la OIT sobre el trabajo infantil, estos niños deberían disponer del mismo derecho a ser protegidos en contra del trabajo peligroso que los otros niños que trabajen para un empleador que no sea de su familia”, añadió.

Bolivia argumenta que reduciendo la edad legal, espera erradicar la pobreza extrema, un factor clave del trabajo infantil, antes de 2025.

Como Estado miembro de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en 1997 Bolivia ratificó el Convenio 138 sobre la edad mínima de admisión al empleo y dispuso que sea de 14 años; esta decisión se encontraba plasmada en el anterior Código Niño Niña y Adolescente, en concordancia con la Ley General del Trabajo. Asimismo, el año 2002, mediante Ley 2428, ratificó el Convenio 182 sobre la prohibición de las peores formas de trabajo infantil, y así se comprometió a adoptar las medidas necesarias para eliminarlas con carácter de urgencia.

Los avances normativos en el país son considerables; sin embargo, según la Encuesta de Trabajo Infantil realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) el año 2008 se establece que hay 850 mil niños, niñas y adolescentes bolivianos que trabajan, lo que representa que el 28% de la población entre 5 y 17 años realiza varias actividades laborales, y más del 87% está inmerso en las peores formas de trabajo. El trabajo infantil peligroso pone en riesgo su salud, su integridad y su formación y los expone al maltrato físico, psicológico o moral, que puede ocasionarles daños para el resto de sus vidas.

Los niños, niñas y adolescentes deben estar en la escuela recibiendo educación y adquiriendo habilidades que los preparen para acceder a un trabajo digno y decente en su vida adulta. El ingreso prematuro al mercado laboral les priva de esos dos derechos fundamentales para que ellos, sus familias y sus comunidades salgan del ciclo de pobreza.

DATOS

- De acuerdo con el informe del Ministerio de Trabajo y del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), cuyos datos son referentes oficiales en esta temática, la cantidad de niños que trabaja (850 mil) representa 28 por ciento de la población comprendida entre cinco y 17 años.

- Según el informe, de la cantidad de niños que trabaja, 397 mil están en las ciudades y 452 mil viven en las áreas rurales. El 87 por ciento lo hace en oficios considerados peligrosos porque se pone en riesgo "la salud, la integridad física y la dignidad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada