21 enero 2015

OIT prevé tasa de desempleo de 2,7% para Bolivia en 2014

Con una tasa de desempleo de 2,7 por ciento, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) incluye a Bolivia entre los países con menor desempleo en 2015, según el informe “Perspectivas sociales y del empleo en el mundo. Tendencias 2015”, difundido ayer.

El informe, presentado en Ginebra, señala que la tasa es la misma con la que el país cerró 2014 y prevé que ésta se mantendrá en 2016.

Según datos del Ministerio de Trabajo, la tasa abierta de desempleo en Bolivia llegó a 3,2 por ciento a diciembre de 2014, equivalente aproximadamente a 150.000 personas. La Población Económicamente Activa (PEA) llega a 4,7 millones de los 10,3 millones de habitantes que tiene Bolivia.

A nivel global, el desempleo seguirá aumentando en los próximos años conforme la economía mundial entró en un nuevo período que conjuga un crecimiento más lento, un aumento de las desigualdades y conflictividad social, advierte el nuevo informe de la OIT.

El pronunciado descenso en los precios del petróleo y del gas, si se mantiene, podría mejorar las perspectivas de empleo en muchas economías avanzadas y en diversas economías de Asia, según algunas previsiones.

Por el contrario, los mercados laborales en los principales países productores de petróleo y gas, sobre todo en América Latina, África y la región árabe, se verán gravemente afectados.

Ya a principios de enero, la OIT informó que la tasa desempleo urbano de Latinoamérica y el Caribe siguió bajando de forma “atípica” en 2014 a pesar de la desaceleración económica en la región, desaceleración que este año sí impactará en el mercado laboral regional.

La OIT explicó que ese comportamiento atípico se debía a la salida de personas de la fuerza laboral, lo que se reflejó en una baja en la tasa y permitió suavizar los efectos de la caída en la generación de empleo.

En el informe de ayer, la OIT explicó que tras el repunte inicial después de la crisis, el ritmo del crecimiento en América Latina ha disminuido considerablemente, afectando los mercados laborales.

El desempleo volvió a registrar una tendencia al alza en la región en su conjunto, sobre todo en los países que dependen de la exportación de recursos naturales.

El informe señala que las perspectivas de reducir la incidencia del empleo informal se han deteriorado.

El desempleo de los hombres sigue siendo significativamente más bajo que el de las mujeres (5,3 por ciento y 7,7 por ciento respectivamente en 2013), si bien la diferencia se ha reducido desde comienzos de la década del 2000.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada