10 abril 2015

Comercio de comidas, otra forma de explotación infantil

El ministro de Trabajo, Gonzalo Trigoso, informó ayer que entre las formas de explotación laboral infantil existentes se registró una nueva conocida como el expendio de comidas en las calles, en sus diferentes formas.

La autoridad dijo que el estudio “sobre trabajo doméstico de niños, niñas y adolescentes en hogares de terceros en Bolivia” tiene la finalidad de generar conocimientos y sensibilizar sobre la situación de los menores de edad. El documento será presentado hoy en la Vicepresidencia del Estado.

El estudio fue realizado por el personal de la Dirección de Derechos Fundamentales del Ministerio de Trabajo, la Organización Internacinal del Trabajo (OIT) y la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA). Los datos obtenidos en el estudio establecen una tendencia a la baja en el trabajo de los niños, niñas y adolescentes.

“Este es un estudio cualitativo y cuantitativo, elaborado sobre un diagnóstico inicial y la aplicación de 1.900 encuestas en los municipios de La Paz, El Alto, Cochabamba, Sucre y Santa Cruz”, dijo Trigoso.

Según la autoridad de Estado, los datos revelan que entre los niños y adolescentes de 14 a 18 años existe una baja de trabajo infantil. Sin embargo, preocupa que existan trabajos de niños de ocho años para adelante.

Esta información dará viabilidad para que las instituciones que se encargan de la protección de los niños puedan elaborar reglamentos que puedan erradicar la explotación infantil.

EXPENDIO DE COMIDAS

En una de las nuevas formas de trabajo y explotación infantil se detectó la presencia de menores en la venta y expendio de comidas. “Ya existía pero estaba invisibilizada por el trabajo de familia, se ha visto el trabajo de expendio de comidas como una nueva forma”, dijo el ministro.

Por su parte, el especialista de erradicación progresiva del trabajo infantil Unidad de Derechos Fundamentales, Yuri Callisaya, informó que en coordinación con el Instituto Nacional de Estadística (INE), se está realizando por primera vez la encuesta especializada de niñez y adolescencia en situación de trabajo.

Posterior a la obtención de los datos se prevé realizar una misma encuesta luego de cinco años para ver si se mantiene, baja o se incrementa la situación laboral de los niños. En criterio de la autoridad de Estado, esta información servirá para obtener una radiografía a nivel municipal de esta problemática.

DETERMINANTES DE TRABAJO

En el estudio se ha determinado, por ejemplo, cuáles son las causas que obligan a los niños y niñas y adolescentes ingresar al mundo laboral, algunas por ejemplo; la deserción escolar, embarazo en adolescente, factores económicos, prácticas tradicionales, entre otras.

Por su parte, Gabriel Carranza, responsable de la Dirección de Derechos Fundamentales del Ministerio de Trabajo, aseguró que el objetivo de ese estudio es que la población pueda “tener un poco de sensibilidad” respecto de los menores que cumplen funciones en hogares de terceros y están siendo explotados sin recibir ningún salario.

Entre las recomendaciones de la investigación está que la sociedad civil organizada y las instituciones que trabajan sobre esta problemática “deben coadyuvar en el desarrollo de campañas informativas y de sensibilización para la protección de la niñez y adolescencia de las peores formas de trabajo infantil”, como el doméstico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada