23 enero 2016

Desde hace 2 años el índice de profesionales sin empleo es 90%



Después de lograr el título de una carrera universitaria o técnica, la totalidad de los profesionales esperan encontrar una fuente laboral en la que puedan desarrollar todo lo aprendido. Sin embargo, hace dos años atrás se informó que cerca del 90 por ciento de los profesionales no trabajan en su área correspondiente o simplemente están desempleados; en la actualidad esta cifra no sufrió ninguna variación.
El presidente de la Asociación de Profesionales de Tarija, Federico Flores, corroboró esta información y lamentó que la mayoría de los profesionales trabajen en labores diferentes al área en la que se formaron durante cinco años de carrera universitaria, o dos, en el caso de las especialidades técnicas.
“Nosotros estamos preocupados por el alto índice de desempleo en el sector profesional. Los índices no variaron, un 90 por ciento de profesionales están desempleados y de ese escaso 10 por ciento, un mínimo porcentaje trabaja en lo que ha estudiado o directamente realiza trabajos, pero con sueldos por debajo de un salario digno”, refirió.
Según Flores, hay tres factores que influyen en el índice de desempleo. La primera establece que la realidad del departamento gira en torno a la actividad económica dependiente del Estado o de sus proyectos. Y al ser mínima la actividad privada, las oportunidades para el sector profesional se ven extremadamente limitadas.
El segundo factor al que hace referencia es la falta de proyectos de incentivo y la escasa generación de pequeñas empresas o emprendimientos. Un tercer factor establece la saturación del mercado laboral.
“Hoy en día, la realidad muestra una necesidad principalmente de profesionales en el área técnica cualificada, pero por diversos factores culturales sociológicos se considera que si una persona no estudia alguna licenciatura o ingeniería no va a tener oportunidades laborales pero es todo lo contrario. Una empresa necesita más un contador con experiencia en contabilidad, que un ingeniero o un auditor”, agregó.
Una de las carreras con licenciatura más perjudicadas por la falta de oferta laboral es la de Idiomas, de la que cerca de un 95 por ciento de sus titulados no tienen empleo. Ellos afirmaron que fueron formados con perfil de docencia, pero la falta de coordinación con el Ministerio de Educación evita que puedan ejercer su tarea.
El año 2004 fue la primera promoción de esta carrera y, hasta mediados de la gestión pasada, la mayoría estaba sin trabajo, situación que no vario hasta la fecha.
Según el último estudio realizado por la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho (UAJMS) publicado en el 2013, un 29,8 por ciento de personas que egresan de su carrera ya cuentan con una fuente laboral y un 70,2 por ciento tarda de un mes a dos años aproximadamente para encontrar un trabajo o, simplemente no lo encuentra.

Programas incentivo
El director del Ministerio de Trabajo de Tarija, Ramón Vilca, mencionó que a través del Programa de Apoyo al Empleo se busca ayudar no sólo a bachilleres, sino también a profesionales que estudiaron una carrera técnica o universitaria.
“Se les otorga un estipendio para cumplir un trabajo en alguna empresa por el lapso de tres meses y, con fondos del programa del Ministerio, se paga a la persona que va a iniciar el trabajo y la empresa se evita de cancelar el sueldo. Por ese tiempo el profesional adquiere experiencia en el rubro. Muchas veces, la empresa los contrata para continuar en esa fuente laboral y los beneficios son mutuos”, añadió.

Migración de profesionales, el riesgo ante el desempleo

Según la Asociación de Profesionales de Tarija, uno de los riesgos ante la falta de oportunidades laborales en el departamento es la migración de personas capacitadas a otros departamentos o países. Según indicaron esto puede traer consecuencias a la larga debido a que el desarrollo tecnológico y profesional de otras regiones se puede ver favorecido por estos recursos humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada