14 febrero 2016

Cuatro sectores pagan los mejores sueldos en el país

Cuatro sectores son los mejores pagadores de sueldos en Bolivia. Hidrocarburos, minería, agroindustria y las empresas de consumo masivo dan los mejores ‘paquetes’ de compensaciones a sus trabajadores. Comedor, telecomunicaciones, préstamos, seguro de vida y cobertura médica son los cinco principales beneficios y subvenciones que otorgan 52 firmas a sus empleados para tener éxito en el mercado y, además, dar satisfacción y retener a su talento laboral. A ello se agrega que el 97% de las compañías otorga bono por desempeño a sus empleados.

Así lo demuestra un estudio de mercado general de Bolivia efectuado por la consultora internacional HayGroup en 2015 que enfatiza sobre salarios, prácticas de recursos humanos y beneficios en más de medio centenar de empresas en el país.

Según el informe, los sectores con remuneración más alta son los de petróleo y gas y minería dada la alta especialización que se requiere en dichas tareas.

En términos generales en estos cuatro sectores, la alta gerencia percibe entre Bs 630.000 hasta 1,5 millones de forma anual; los gerentes medios de Bs 290.000 a 629.000; los jefes y supervisores desde Bs 113.000 hasta más de Bs 289.000; los analistas y profesionales desde Bs 63.000 hasta 112.000 y los asistentes y operarios de Bs 33.000 hasta 62.999.
Los ‘jugosos’ sueldos se dan principalmente en la ciudad de Santa Cruz, que tiene una ventaja del 15% respecto a La Paz en los puestos profesionales, supervisores, jefes, gerentes y alta gerencia.

Martín Jiménez Obarrio (líder de la encuesta salarial en Bolivia) y Carolina Laudani (consultora) afirman que las prácticas salariales de las compañías multinacionales presentan mayor competitividad que las implementadas por las compañías de origen nacional, es decir, que se encuentran mayores salarios en compañías de capital externo.
Tomando en cuenta este informe, el estudio de mercado señala que las proyecciones salariales de 2016 son del 7,2% para el grupo de empleados con gente a cargo (jefes, gerentes, etc.) y del 8,5% para el resto del personal sin gente a cargo.

Falta mano de obra calificada
El Centro Boliviano de Economía (Cebec) de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco) resalta de manera concisa que el incremento promedio de las remuneraciones (8,5%) fue similar al porcentaje señalado por el Gobierno en el D. S. 2346 del 1 de mayo de 2015.

Destaca la práctica de otorgar incentivos a los empleados y ejecutivos de las empresas; a los primeros con una periodicidad principalmente mensual, mientras que al resto de forma anual.

“Esto va en línea con la promoción de mejores niveles de desempeño y de productividad en las empresas formales, al igual que la política también difundida de otorgar beneficios adicionales (transporte, comunicación y comida)”, enfatiza el órgano especializado.

No obstante, uno de los aspectos que preocupa es la escasez de mano de obra calificada para las necesidades de las empresas. “El estudio confirma los hallazgos de un estudio del BID realizado el año pasado, donde se enfatizó que existe una brecha entre las capacidades analíticas y emocionales de los postulantes con las que son requeridas por el mercado laboral”, según el Cebec.

Sobre la remuneración, considera que es natural que los sectores con sueldos más altos sean los de petróleo y gas dada la alta especialización que se requiere en dichas tareas.

La evaluación general del Cebec es que el sector formal tiene políticas salariales claras, que establece mecanismos de incentivos positivos que hacen posible el dinamismo de la economía y buscan recursos humanos calificados.

“Esta práctica debería ser gradualmente incorporada también en las pymes, que generan el mayor número de empleos en el país, para incrementar la eficiencia y la productividad”, añade.

Banca y telefónicas
En el caso de los ejecutivos vinculados directamente al negocio de la banca, a escala salarial acompañan la media del mercado general. Sin embargo, aclaran que en estos cargos es importante considerar el incentivo variable de corto plazo (bonos, comisiones, etc.), lo que ubica a estos puestos en el tercer cuartil del mercado, es decir, dentro del grupo de ejecutivos mejor pagados.

En el caso de las compañías de telecomunicaciones, se hace notar que al igual que las telefónicas en la región, el mercado ha crecido de forma vertiginosa presentando por el momento amplias dispersiones.

La COB pide equilibrio
La Central Obrera Boliviana (COB) si bien destaca el accionar de estas empresas corporativas, no obstante, hace notar que los altos sueldos benefician solo al plantel jerárquico de cada una de ellas, pero los grandes beneficios no llegan a los operarios medios y bajos, ello pese a que cumplen lo establecido en el decreto de incremento salarial


Cedla ve riesgo en creación de empleos y mejoras laborales
El ‘empleo digno’, tal como lo establece la Carta Magna, “con seguridad industrial, higiene y salud ocupacional, sin discriminación, y con remuneración o salario justo, equitativo y satisfactorio, que le asegure para sí y su familia una existencia digna, además de estable”, es una ilusión en Bolivia mientras persistan las relaciones capitalistas de explotación laboral.
Es una ilusión porque la crisis estructural de empleo que vive actualmente el país y la política económica del Gobierno del presidente Evo Morales que profundiza esta situación al consolidar un patrón primario exportador de base ‘extractivista’, echa por tierra toda posibilidad de creación de fuentes laborales plenas, de calidad y dignas, advierte el investigador del Cedla, Bruno Rojas Callejas.
En criterio del experto, la situación laboral no ha cambiado en Bolivia. Afirma que hay empleo con bajos ingresos por debajo de una canasta de alimentos, en algunos casos por debajo del salario mínimo y sin seguridad social, es decir, sin seguro de salud y sin aportes a pensiones.
“Más del 60% de la población trabaja en calidad de cuenta propia, independientes, etc. Por otro lado, el comercio y los servicios se incrementan, lo que significa que una buena parte de los empleos se concentra en estas actividades y se trata de empleos precarios, donde no se cumple minimamente la norma laboral”, agrega.
Sobre las empresas mejor pagadoras, aclaró que esto se concentra en una fracción o estrato de trabajadores de mayor calificación que ocupan cargos gerenciales, niveles de decisión en los que el salario y los incentivos son importantes. Señala que se da principalmente en las transnacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada