04 abril 2016

Cómo identificar a un "mal" compañero de trabajo

Los expertos recomiendan controlar las emociones. Con ello fortalecerás los vínculos con los compañeros en la empresa y serás persona de confianza

De forma ideal podríamos imaginar un ambiente laboral donde todo fuera sonrisas, alegría y ¿por qué no? amistad. El trabajo es el segundo lugar donde mayor tiempo pasan las personas, luego del hogar y estamos expuestos a tener problemas o situaciones difíciles y en el caso del trabajo, uno de los principales generadores de problemas es el llamado “mal” compañero de trabajo, informó el portal salud180.

¿Cómo es el mal compañero en el trabajo?

1. Pesimista

Sí, así como lo lees, un mal compañero de trabajo encuentra pretextos o adopta comentarios pesimistas ante cada situación o idea innovadora, para justificar la falta de entusiasmo y creatividad que le aqueja.

2. Mala "vibra"

El mal compañero de trabajo, suele estar de mal humor y resultar egoísta o “mandón”. De acuerdo a estudios realizados por la Universidad de California, el mal humor o estado negativo de ánimo puede ser contagioso de igual manera que una enfermedad. Este “contagio”, ha sido denominado por los psicólogos como contagio emocional.

3. Chismes

Hace comentarios nocivos ya sean críticas o situaciones irreales de las personas con quienes labora; y se encarga de que todo el personal en la oficina se entere de la versión que a él convenga. Después puede negar todo y tomar una actitud inocente.

4.Envidia

Observa todo lo que pasa a su alrededor para identificar las situaciones convenientes y crear un conflicto, puede ver que uno de los compañeros en el trabajo ha sido recientemente ascendido y de pronto hacer comentarios como “no lo merecía”, ¿por qué a él?, y ¿por qué a mí no si hago lo mismo o más?

5) Mala cara

Toma todo comentario de manera personal, inclusive aquel que ni siquiera se le ha hecho de manera directa, y por ello anda alrededor de la oficina con gestos o “mala cara”, causando confusión y negatividad.

¿Qué hacer?



Los investigadores de la Universidad de California también encontraron que así como los estados negativos de ánimo pueden ser contagiosos, un estado de ánimo positivo también. Recuerda aplicar el “contagio emocional” de forma positiva:

1. Sonríe

2. Siempre ofrece alternativas

3. Evita comentarios negativos

4. No limites tus capacidades

5. No escuches comentarios relativos a otras personas del trabajo.

Durante una situación difícil al menos un miembro del equipo siempre debe guardar la calma, para mantener el equilibrio y no permitir que estas situaciones avancen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada