27 abril 2016

Economistas opinan que aumento salarial elevará informalidad y desempleo

Economistas señalan que el aumento salarial tiene diferentes efectos sobre la economía nacional y las empresas, a pesar de que el costo de los alimentos aumentó, en un contexto internacional adverso. El analista económico Armando Méndez sostiene que las decisiones unilaterales aumenta la informalidad, mientras que Ernesto Bernal señala que fijar un porcentaje por encima del equilibrio puede generar desempleo y desequilibrio.

En opinión de Armando Méndez, el aumento salarial fijado por el Gobierno, de 6 por ciento a la masa salarial y 9 por ciento al mínimo nacional, son elevados para una economía de baja productividad; además de que enfrenta un contexto internacional adverso, que tiene una producción barata.

Sostiene que los sectores productivos no desarrollan debido a que a los constantes aumentos salariales, cuyo hecho aumenta los costos laborales.

Por ejemplo, señala que los dobles aguinaldos dependen de que la economía nacional funcione, y el Gobierno ha establecido un incremento de 5 por ciento y, al parecer, lo busca hacer con deuda externa, y dinamizar el mercado interno, pero el analista económico pone reparos.

Entretanto, Bernal firma que es posible que el doble aguinaldo no haya en la presente gestión, debido a las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), que proyectan un crecimiento, en promedio de por ciento.

Sin embargo, cree que el porcentaje anunciado haya sido resultado de un análisis, y no como años pasado, en que la decisión fue más política que técnica.

Además, opina que el incremento es aceptable si se toma en cuenta de que la inflación de los alimentos es mayor a la reportada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), según un estudio de la Fundación Jubileo.

Pero advierte que aumentos por encima del equilibrio genera desempleo e inflación, aunque en este punto, el presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Marcelo Zabalaga, dijo que la misma está controlada, y que en los primeros meses de la presente gestión, fue un poco más de 1 por ciento.

Sin embargo, dijo que el país vive una desaceleración económica y afecta a todos, pero el Gobierno no quiere reconocer este tema, y que por lo tanto ve difícil que llegue a un crecimiento de 4,5 por ciento.

Empresarios dicen que aumento salarial que acordó el Gobierno y la COB es un “golpe muy duro”.

Lamentó que las negociaciones se realizaran de manera bipartita, sin conocer las condiciones económicas que atraviesa el sector empresarial del país.

Dijo que algunos empresarios no van estar en condiciones de pagar ese incremento, sobre todo de los departamentos de Tarija, Oruro, Chuquisaca, y Potosí, que estarían “sufriendo una crisis muy dura”.

Nostas indicó que el incremento va a debilitar la capacidad de inversión, la productividad y la competitividad de las empresas privadas del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada