26 abril 2016

Empresarios piden prudencia en tratamiento del tema salarial

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) emitió un comunicado, en el cual pide prudencia en el tema del aumento salarial a la Central Obrera Boliviana y al Gobierno y no arriesgar la base productiva del país.

La CEPB llama a ambas partes a tener extrema prudencia a la hora de tomar decisiones sobre el tema salarial, ya que puede afectar la economía nacional y de las empresas.

“Entendemos que estas negociaciones y sus resultados deben proteger el patrimonio de todos los bolivianos: la estabilidad económica; un crecimiento sostenido con baja inflación; y la reducción progresiva de los índices de la pobreza”, señala el comunicado.

Consideran que los resultados de las negociaciones, deben evitar la caída de la demanda del mercado interno, así como las capacidades del aparato productivo del país.

“”Categóricamente debemos advertir a las partes que, cualquier definición numérica y porcentual del incremento salarial, debe tomar en cuenta las preocupaciones y declaraciones empresariales a nivel sectorial y regional sobre las posibilidad de las empresas, las mismas que al día de hoy se encuentran al límite de sus capacidades, por ello pedimos la máxima prudencia y cautela a este respecto. No arriesguemos la base productiva del país, generadora de fuentes de empleo digno y formal”, indica el pronunciamiento de la CEPB.

Hoy se reúnen nuevamente la COB y el presidente Evo Morales, oportunidad en la que podría definirse el porcentaje del aumento salarial. En la última reunión, la dirigencia del ente matriz de los trabajadores flexibilizó su pedido, y esperaba una nueva propuesta de las autoridades, pero superior al 4 por ciento.

MAYOR INCREMENTO

En efecto, los diferentes sectores de trabajadores del país demandan un incremento salarial mayor al 4 por ciento, con el argumento de que los precios de la canasta familiar se incrementaron por encima de la inflación que registra el Instituto Nacional de Estadística, de 2,95 por ciento.

El magisterio paceño, los dirigentes fabriles en Cochabamba y la Confederación de Periodistas de Bolivia muestran su desconformidad con la propuesta del Gobierno, de solo un incremento del 4 por ciento.

Al respecto, la dirigente del magisterio, Vilma Plata, dijo que su sector realizó cálculos en base a la propuesta del Gobierno y llegó a la conclusión de que es poco lo que se pretende aumentar, porque significaría 80 bolivianos más en su haber.

“No se toma en cuenta la comida que se consume para sobrevivir; los pasajes están en subida, el costo para sostener una familia creció. Por lo menos, debería considerarse un incremento el 20 por ciento y que el salario mínimo nacional llegue a ocho mil bolivianos”, manifestó la dirigente del docentado.

En cuanto al pedido de la Central Obrera Boliviana (COB), dijo que un ocho por ciento aún es bajo y que antes de tomar decisiones, los trabajadores deben consultar a las bases qué necesidades tienen, porque son los que diariamente tienen gastos de transporte, comida, alquileres, entre otros asignados en su presupuesto.

FABRILES

El ejecutivo de los trabajadores fabriles de Cochabamba, Mario Céspedes, propuso que el incremento salarial, para la presente gestión, sea de 10% y rechazó la posición de la Cámara Nacional de Comercio que señaló que el alza salarial no debe pasar del 3 por ciento, de acuerdo a la inflación acumulada en 2015; y del Gobierno del 4 por ciento.

“Yo pido un 10% de incremento salarial, estamos en 1.656 bolivianos (el salario mínimo) y esperamos que llegue a 2.000 bolivianos, además el gobierno ya lo tiene presupuestado”, manifestó el dirigente.

Céspedes consideró que el pedido no es exagerado, porque está acorde con las necesidades y realidad de los trabajadores, además sus bases expresaron que se elevó sus gastos.

CÁMARA DE COMERCIO

Entretanto, la Cámara Nacional de Comercio (CNC) señaló que el parámetro para el incremento salarial 2016 debe ser la reposición de la pérdida del poder adquisitivo y en base a la inflación acumulada de 2015, que fue de 2,95%, según del Instituto Nacional de Estadísticas.

El presidente de la entidad empresarial, Fernando Cáceres, recordó que la discusión sobre el incremento salarial debe regirse al Convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) del que Bolivia es signataria, que establece que la discusión de los salarios debe ser tripartito: Gobierno, empresarios y trabajadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada