13 mayo 2016

8 ideas para lidiar con el estrés en el trabajo

El estrés, un trastorno moderno, está ligado en especial con el trabajo y puede provocar consecuencias negativas.

El estrés laboral aparece cuando las exigencias del entorno del trabajo superan la capacidad de la persona para hacerles frente o mantenerlas bajo control, y puede manifestarse de diversas formas, dice el médico endocrinólogo Douglas Villarroel.

Agrega que algunos de sus síntomas más frecuentes van desde la irritabilidad a la depresión, y por lo general están acompañados de agotamiento físico y/o mental.

Todo esto puede llevar, alerta, a la hipertensión arterial, y a descontrolar otras enfermedades como la diabetes.

Villarroel aconseja ocho medidas para lidiar con el estrés en el trabajo y así evitar contraer otras afecciones que son crónicas o difíciles de tratar.



1. Tome descansos durante el día. Aún 10 minutos de tiempo personal le refrescarán su actitud mental.

2. Tome una caminata corta. Puede hacerlo dentro de su oficina si existen las condiciones o pida un permiso corto para ir por calles aledañas. Obviamente debe ser un tiempo que no perjudique a sus obligaciones laborales.

3. Hable con un compañero sobre algo no relacionado con el trabajo. Esto puede ser muy útil y relajante. Puede compartir opiniones sobre alguna noticia, relatar algo ocurrido en su casa o simplemente una anécdota.

4. Simplemente siéntese tranquilo con los ojos cerrados y respire. Esta actividad le tomará apenas unos segundos o un minuto, pero será útil.

5. Aléjese por un momento de la situación cuando se enoje. Reagrúpese o intégrese mentalmente contando hasta 10, entonces mire la situación nuevamente.

6. Otras actividades físicas también le ayudarán a liberar presión. Puede inscribirse en un gimnasio para asistir antes o después del trabajo.

7. Establezca estándares razonables para usted y los demás. A veces exigirse demasiado puede ser perjudicial. Todo tiene un límite.

8. No espere la perfección, en especial del resto.

¿Qué es el estrés laboral?

Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el estrés es la respuesta física y emocional dañina causada por un desequilibrio entre las exigencias percibidas y los recursos y capacidades percibidos de un individuo para hacer frente a esas exigencias.

El estrés relacionado con la actividad laboral, indica el organismo, está determinado por la organización del trabajo, el diseño y las relaciones laborales, y tiene lugar cuando las exigencias no corresponden o exceden las capacidades, recursos o necesidades del trabajador o cuando el conocimiento y las habilidades de un grupo para enfrentar dichas exigencias no coinciden con las expectativas de la cultura organizativa de una empresa.

Los factores del lugar de trabajo que pueden causar estrés se denominan peligros psicosociales, definidos por la OIT como las interacciones al interior de un trabajo “que pueden –en función de las percepciones y la experiencia– tener influencia en la salud, el rendimiento en el trabajo y la satisfacción laboral”.

Algunos hábitos ayudan a mejorar la salud laboral

Algunos hábitos de salud pueden ayudar a reducir las tensiones propias del trabajo en la empresa.

Estas acciones son, según 20minutos.es:

Dormir mejor: luego de una agotadora jornada de trabajo, se necesita que las horas de descanso sean más relajantes. A la vez, dormir bien implica beneficios que mejoran la calidad de vida y por consiguiente hacen del trabajador una persona más íntegra, proactiva y con posibilidades de aportar a la productividad de forma más concreta a través de sus acciones.

Beber abundante agua: los especialistas recomiendan beber al menos un litro y medio de agua por día para mantenerse en forma y bien hidratado.

Consumir menos sal: varios estudios demuestran que la sal de mesa es bastante mala para las arterias si se la consume en grandes cantidades.

Descruzar las piernas: es muy común sentarse con las piernas cruzadas, en especial las mujeres; sin embargo, las piernas cruzadas dificultan la circulación sanguínea al comprimir arterias y venas lo que aumenta la sensación de pesadez que padecen muchas mujeres. Además, las piernas cruzadas pueden llevar a una mala postura y provocar dolores de espalda.

La violencia laboral



La violencia en el lugar de trabajo es un problema que abarca todos los sectores y uno de ellos es el de salud, según un nuevo estudio, publicado en New England Journal of Medicine, informó la revista América Economía.

El doctor James P. Phillips, de la Escuela de Medicina de Harvard en Boston, es el autor principal del estudio llamado “Violencia en el trabajo contra trabajadores del cuidado de la salud en Estados Unidos”. El experto explica que la violencia en el ámbito del cuidado de la salud no sido muy reportada, pero sí es un problema persistente que se ha tolerado en el tiempo.

En uno de los casos revisados, el 46 por ciento de las enfermeras había sufrido violencia en sus últimos cinco turnos y un tercio había sufrido ataques físicos.

Según el artículo de Phillips, aunque se ha reportado la magnitud del problema, aún no se han hecho esfuerzos para detenerlo.

40 horas de Trabajo



Trabajar más de 40 horas semanales aumenta el estrés y el riesgo cardiovascular, aunque la cantidad legal es de 48 horas por semana, según un estudio de la Dirección de Higiene, Salud Ocupacional y Sustancias Químicas del Gobierno de Paraguay, informó lanacion.com.py.

Laura Flores, directora de esa entidad, dijo que si bien desde la Organización Internacional del Trabajo (OIT) está regulado que el tiempo de trabajo semanal, de 48 horas, investigaciones refieren que trabajar más de 40 horas semanales aumenta el riesgo cardiovascular. La sobrecarga de trabajo limita además, el tiempo de ocio y de descanso del personal, sostuvo.

Paraguay prepara una ley que definirá el riesgo laboral por tipo de trabajo y establecerá igualmente qué instancia deberá velar por la salud del trabajador.

Buena alimentación es clave



Según un estudio realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la mala alimentación reduce hasta un 20 por ciento la productividad laboral. Además de aumentar la obesidad y el sedentarismo entre los trabajadores, produce en ellos falta de concentración, cansancio y somnolencia, informó El País de Colombia en su edición digital. El tipo de alimentación indicado para un trabajo más de índole intelectual es el conformado por alimentos que contengan muchos más nutrientes, omega 3, calcio, hierro, zinc, magnesio y proteínas, que ayudan en el desarrollo del cerebro. Son recomendables los alimentos con tirosina, que mejoran la productividad, como las carnes, pescados, pollo y pavo; productos lácteos, como la leche, queso, yogur y requesón; legumbres, como frijoles y maní. Otros que la incluyen son el tofu, las almendras, las semillas de calabaza, el banano, el aguacate y las semillas de sésamo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada