13 junio 2016

Día Mundial contra el Trabajo Infantil 85 millones de menores están expuestos a trabajos peligrosos

Al conmemorar el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, la Organización Internacional de Trabajo (OIT) reveló que de 168 millones de niños, niñas y adolescentes trabajadores en el mundo, 85 millones están expuestos a oficios peligrosos.

“Es inaceptable que todavía haya 168 millones de niños que participan en distintas formas de trabajo infantil, y que 85 millones de ellos realicen trabajos peligrosos. El trabajo infantil está presente en sectores que van desde la agricultura (99 millones de niños) hasta la minería, pasando por las industrias manufactureras, el turismo, la producción de bienes y la prestación de servicios que a diario consumen o utilizan millones de personas”, señala la declaración emitida ayer por la OIT.

PROBLEMA MUNDIAL

De acuerdo a la institución internacional, el trabajo infantil continúa en el mundo y está presente, fundamentalmente, en el sector rural y en la economía informal, que quedan al margen de las actividades de inspección del trabajo, además de la protección que brindan las organizaciones de trabajadores y los beneficios, que en materia de gobernanza, ofrecen las organizaciones de empleadores y de productores.

El riesgo de que se recurra al trabajo infantil en las cadenas de suministro –agrega– no aumenta solo por la falta de protección institucional en el sector rural y la economía informal; también se establece en el entorno familiar como, por ejemplo, en las explotaciones agrícolas familiares, donde es frecuente que los niños sean muy vulnerables porque los ingresos de sus padres resultan insuficientes o bien porque las empresas o las explotaciones agrícolas de las familias no pueden permitirse prescindir del trabajo infantil para contratar adultos o jóvenes.

RIESGOS

La OIT señala que las niñas, niños y adolescentes están expuestos a ciertos riesgos que pueden dañar su salud e incluso afectar a la moralidad de los niños.

Los niños ponen en riesgo su integridad porque son expuestos a los abusos de orden físico, psicológico o sexual, también cuando realizan trabajos con maquinarias peligrosas o llevan cargas pesadas, entre otros.

SITUACIÓN EN BOLIVIA

En Bolivia, el defensor del Pueblo, David Tezanos, dijo que la eliminación de la explotación infantil es aún un tema pendiente a ser superado en el país; no obstante los avances normativos que se han dado para proteger a niñas, niños y adolescentes trabajadores, esta es una realidad en la que se debe trabajar de manera urgente.

La Ley 548, que instituye el Código Niña, Niño y Adolescente, garantiza y protege el ejercicio o desempeño laboral de adolescentes mayores de 14 años y de niñas y niños menores de esta edad que tengan autorización para trabajar. La norma, asimismo, prohíbe las actividades laborales y trabajos que por su naturaleza y condición sean peligrosos, insalubres o atentatorios a su dignidad y aquellos que pongan en riesgo su permanencia en el sistema educativo, según información de la Defensoría del Pueblo.

SECTORES DE TRABAJO

Sin embargo, aún persiste la presencia de este sector poblacional en actividades de la caña de azúcar, castaña y en la minería, las que son consideradas como peores formas de explotación. No existen cifras oficiales sobre la cantidad de niños, niñas y adolescentes que se dedican a estas actividades en el país. Empero, un estudio realizado por la Defensoría del Pueblo, en 2014, identificó la presencia de 145 niños y adolescentes que se dedicaban al trabajo en interior y exterior mina en el Cerro Rico de Potosí.

Tezanos sostiene que esta realidad significa para el Estado un “problema grave”, ante lo cual deben realizarse acciones preventivas, instaurar mecanismos efectivos y ejecutivos de cumplimiento y control de la aplicación de la Ley 548 sobre la reducción de la jornada de trabajo de niñas, niños y adolescentes.

Planteó la urgencia de que los gobiernos departamentales y municipales trabajen en la elaboración de programas destinados a la reducción de la pobreza, de manera que se contribuya a bajar los índices de explotación infantil en el país. Asimismo, dijo que se debe focalizar el trabajo de las Defensorías Municipales de la Niñez y Adolescencia en programas educativos sobre prevención contra la explotación laboral.

DATOS

- La Encuesta de Hogares 2012 señala que 17,5% de los niños, niñas y adolescentes realizan actividades de producción económica y/o labores domésticas.

- El trabajo infantil afecta más a los hombres (18,7%) que a las mujeres (16,4%) aumenta con la edad.

- Según el estudio “Magnitud y Características del Trabajo Infantil en Bolivia” - Informe Nacional 2008- el 27,9% de los niños y adolescentes, entre 5 y 17 años, participa en actividades productivas económicas (remuneradas o no).

- Datos del INE revelan que del total de niñas, niños y adolescentes trabajadores, el 40% no asiste a la escuela.

- La Fundación Cedla estableció que la población trabajadora infantil, comprendida entre los 5 a 13 años, es de 491.00 (57.8%) del total de los niños que trabajan. Es decir que, en comparación con el total, 23 de cada 100 niños o niñas trabajaban, de los cuales 11 de cada cien laboran en el área urbana y 60 de cada cien en el área rural. De esta relación, el 48% son niñas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada