02 junio 2016

El 50% de la inamovilidad laboral es por embarazos



Tras el cambio de autoridades departamentales de salud en la gestión 2015, los recursos de inamovilidad laboral se pusieron de moda.

Según los registros, incluso por semana se presentaban hasta diez solicitudes para que sean analizadas. En la actualidad, el 50 por ciento de los casos aceptados fueron por embarazos y el restante por discapacidad.
El Decreto Supremo 0012 especifica en uno de sus articulados que “La madre y/o padre progenitores, sea cual fuere su estado civil, gozarán de inamovilidad laboral desde la gestación hasta que el hijo o hija cumpla 1 año de edad, no pudiendo ser despedidos, afectarse su nivel salarial, ni su ubicación en su puesto de trabajo”.
Según la jefa de Recursos Humanos del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Virginia Casón, quienes plantearon este recurso lo hicieron como algo programado, porque cuando iniciaron el proceso de institucionalización, empezaron a presentarse este tipo de solicitudes para preservar sus fuentes laborales.
Sin embargo, manifestó que una vez que se cumpla con el periodo que establece la normativa sobre inamovilidad laboral, se liberarán los ítems, para que, mediante un concurso de méritos y competencias, se los asignen a quienes sean ganadores y tengan el mejor perfil profesional acorde al área.
Por otro lado, la ley también ampara con la inamovilidad laboral a las personas con discapacidad, que también incluye a los progenitores o tutores de individuos con capacidades diferentes.
Pero el jefe departamental del Trabajo, Ramón Vilca, indicó que atendieron denuncias de vulneración de ese derecho, no sólo del Sedes, sino también del Servicio Departamental de Caminos, y que mediante conminatorias restituyeron a esos trabajadores a quienes les correspondía beneficiarse con esa ley.
Ante esta situación, también surgió la duda sobre la extensión de carnet de discapacidad, documento que cada vez más gente busca para alcanzar los beneficios que tiene ese sector.

Por lo que el que el responsable de Promoción de la Salud del Sedes, Fernando Peralta, explicó que existen tres filtros de valoración para certificar a las persona que tienen algún tipo de discapacidad.
Señaló que los trabajos que se realizan en las provincias son revisados por el equipo de referencia departamental, para verificar que se hayan hecho bien las valoraciones, y luego pasa a la jefatura del Programa Departamental de Discapacidad. En caso de que se haya errado existe un filtro nacional, por lo que Peralta considera que es difícil que una persona obtenga el carnet sin tener alguna discapacidad.
El carnet se entrega cuando la persona tiene un grado de discapacidad superior a los 30, y los grados de discapacidad están considerados en cuatro categorías: sensorial, intelectual, física y múltiple. De éstas, las dos primeras son las más frecuentes dentro del departamento de Tarija.
Peralta también mencionó que cada cuatro años las personas tienen que someterse a una revalorización, porque hay quienes tienen discapacidad temporal, por lo cual deben volver a someterse a una evaluación.
Desde el Sedes manifestaron que por los recursos de inamovilidad planteados se perjudicó la institucionalización de cargos. Porque los trabajadores presentaron su solicitud después de que iniciase el proceso, incluso después de haber tenido un ganador del cargo, que no se le asignó porque tienen que esperar a que se cumpla el periodo de inamovilidad.

Iniciaron trabajo de inserción laboral

El coordinador regional del Programa de Apoyo al Empleo en Tarija (PAE), dependiente del Ministerio de Trabajo, Mario Campero, manifestó que tras el acuerdo de 48 puntos firmado por el Gobierno y las personas con discapacidad, su ente empezó a recibir las solicitudes de ese sector para iniciar la inserción laboral. Campero manifestó que recibieron más de 50 carpetas, por lo que harán una evaluación para darles trabajo en el porcentaje que establece la Ley de Inserción Laboral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada