19 junio 2016

En las ciudades del país Precariedad laboral afecta el empleo de los jóvenes

La precariedad laboral avanzó de forma desigual durante en las últimas dos décadas, especialmente en los jóvenes en edad de trabajar. Los más golpeados por los empleos con peores condiciones es este sector que busca su primer empleo, aunque sin capacitación y desarrollo de destrezas. Los jóvenes sufren las peores consecuencias, pues suscriben en la mayoría de los casos, contratos a tiempo parcial y, generalmente, perciben salarios insuficientes para atender sus necesidades básicas.

El estudio del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA) “Jóvenes y trabajo en el municipio de La Paz, Brechas y desafíos 2015”, muestra las características de la demanda laboral en el municipio de La Paz, como productos de la estructura económica y de la tendencia de flexibilización laboral. El documento revela que 94% de los empleos de los jóvenes paceños es precario. Esta población trabaja más en el sector informal, sin beneficios sociales, por lo que están en situación de riesgo.

De acuerdo a los datos proporcionados por la entidad privada, las características y tendencias de la demanda laboral de jóvenes en el municipio, establecen que sólo 6% de los jóvenes menores de 30 años, tiene un empleo de calidad.

FUNDACIÓN JUBILEO

El director Fundación Jubileo, Juan Carlos Núñez, la falta de oportunidades de trabajo para los nuevos profesionales es preocupante y advirtió que si el plan de Gobierno no corrige esta deficiencia, en el mediano plazo se podrían exportar recursos humanos a países extranjeros.

Señaló que este fenómeno es un tema urgente, porque ahora en Bolivia, la población económicamente activa está en los jóvenes profesionales que emergen al mercado laboral, donde no encuentran trabajo.

“Tenemos una importante cantidad de población económicamente activa y vamos a tener ese fenómeno por décadas adelante y ésta es la mejor riqueza que puede tener el país (…) sus recursos humanos, la gran pregunta es qué les estamos dando de oportunidades, cuando estamos viendo un mercado laboral que sólo brinda servicios y comercio. Y qué pasa con los jóvenes médicos, comunicadores, ingenieros. ¿Acaso consiguen trabajo en Bolivia?”, reflexionó.

CALIFICACIÓN

El responsable del equipo de investigación del CEDLA, Bruno Rojas, señaló que el trabajo de los jóvenes paceños es precario, porque se concentra en el sector informal, en puestos eventuales y en cargos de poca calificación laboral y, por ende con remuneraciones bajas.

De acuerdo con el investigador, el problema principal del empleo juvenil reside en la demanda y no en la oferta, en este sentido el mercado juvenil se encuentra en el sector informal. “Las empresas están concentradas en el comercio y los servicios de informalidad, menos en la industria y actividad productiva”.

El mercado laboral para los jóvenes se caracteriza por la contratación de trabajadores que no tienen calificación laboral, es decir profesionales y técnicos. La demanda sólo se concentra en tareas repetitivas y mecánicas, como venta de productos, ayudantes de áreas y otros.

TECNOLOGÍA

En opinión de Rojas, esta realidad no ayuda en el proceso educativo de los jóvenes, que con los años puede mejorar su nivel de instrucción. “Hay más bachilleres, técnicos y profesionales, pero el tipo de empleo que demandan las empresas es de menor calificación”. La ministra de Desarrollo Productivo, Verónica Ramos, dijo recientemente que en la empresa boliviana 62 por ciento emplea mano de obra manual, por lo que el desarrollo tecnológico muestra el rezago de los sectores productivos a la innovaciones en su generalidad

El estudio publicado por CEDLA, destaca también que más del 50% de las empresas de La Paz requieren trabajadores eventuales o pasantes. “Esa es una demanda restringida que de alguna forma genera empleos de baja calidad y que aporta más a la precarización del empleo”, acotó el investigador. A nivel nacional, en el eje troncal – es decir, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y El Alto- los jóvenes encuentran trabajo en micro y pequeñas empresas de tipo más bien artesanal.

FLEXIBILIDAD LABORAL

La precariedad laboral de los jóvenes, según el investigador del CEDLA, Bruno Rojas, conlleva a la persistente flexibilidad laboral en el mercado de trabajo, que se convierte – a su vez- en una relación laboral contractual y funcional, con tendencia al aumento de los contratos temporales o bajo modalidades de subcontratación, lo que ocasiona una mayor incertidumbre en el empleo en general, pero que en el caso de los jóvenes, repercute en un proceso continuo de alta rotación laboral que afecta a sus expectativas y aspiraciones.

PLANES DE EMPLEO

Por su parte, la gerente del Programa Gestor del Instituto de la Juventud de la Comuna paceña, Daniela Ortiz, señaló que en el tema de empleo se están abordando en esta gestión, dos iniciativas que ayudarán a los jóvenes a conseguir trabajo.

Señaló que en esta gestión el programa “Mi Primer Empleo”, generó 71 espacios de primera experiencia laboral para los jóvenes.

NUEVO PROGRAMA

Explico que en el siguiente mes, se está lanzando el “Programa Emplearse”, que tiene una modalidad parecida a la de “Mi Primer Empleo”, pero enfocada a la responsabilidad social de las empresas. Éstas se están uniendo a nosotros para generar espacios laborales a más de 100 jóvenes, con el objetivo de integrarlos a una primera experiencia laboral.

“Debemos ser conscientes que el generar empleo no es solamente tuición de la Municipalidad, sino también de la sociedad”, dijo.

La segunda iniciativa es el plan “Joven emprendedor”, este es un autoempleo con condiciones justas correctas y esta iniciativa albergara a más de 120 jóvenes, por año, a quienes se les dará formación técnica y también un capital semilla, para que impulsen nuevos emprendimientos.

MANO DE OBRA

De acuerdo a la ministra de Desarrollo Productivo, Verónica Ramos, la alta propensión de la mano de obra manual, refleja las condiciones de innovación y de rezago tecnológico dela industria en general. La Ministra, destacó -por ejemplo- que el ingenio San Buenaventura, utiliza tecnologías de punta para blanquear el azúcar a diferencia de otros ingenios que requieren de químicos. Las viejas tecnologías ya en desuso en varios países obligan a los ingenios utilizar azufre para esa finalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada