29 agosto 2016

TR exporta mano de obra boliviana de calidad mundial

En sus ocho años de operaciones en el país a cargo de siete grandes proyectos del sector hidrocarburífero, la firma Técnicas Reunidas (TR) encontró profesionales con altas capacidades. Como resultado, 25 bolivianos ahora son parte de otras plantas que desarrolla la compañía española en el mundo.

En la actualidad la empresa especializada en ingeniería, procura y construcción en hidrocarburos, energía y petroquímica concluyó todos sus contratos con el país y postula a adjudicarse la construcción de la planta de propileno y polipropileno planificada por el Gobierno, cuya adjudicación será determinada a finales de este año. En ese sentido, su intención firme es mantener el equipo de trabajo que logró consolidar en Bolivia.

"Hemos tenido una gran cantidad de profesionales trabajando con nosotros, a quienes, evidentemente, no podemos mantener por ahora ya que no tenemos proyectos en actividad en el país. Pero, gracias a lo demostrado por los maravillosos profesionales bolivianos, hicimos un proyecto de integración internacional en la empresa, hemos exportado a los mejores profesionales bolivianos y ahora están trabajando en proyectos en el mundo”, informó el gerente general de la empresa en el país, Luis María Villar.

Hasta la fecha TR construyó la planta de tratamiento de gas en Margarita, en sus fases 1 y 2, hizo dos ingenierías básicas para Margarita e Incahuasi, la planta separadora de líquidos de Gran Chaco y de tres plantas en las refinerías Gualberto Villarroel (Cochabamba) y Guillermo Elder Bell (Santa Cruz). En esta última, en el primer trimestre de este año, puso en marcha la nueva unidad de isomerización para gasolinas livianas.

Los 25 profesionales, entre ingenieros y técnicos, fueron enviados a 10 países, entre ellos España, Rusia, Abu Dabi, Perú, Argelia y Arabia Saudí. Y según los ejecutivos de TR la cifra irá creciendo, puesto que desean mantener dentro de la empresa a los excelentes trabajadores que hallaron en el país. "Vamos a seguir enviándolos, hay necesidades en función de cada proyecto y, en cuanto comiencen otros, enviaremos más profesionales”, aseveró el director de TR.

"Hemos querido gratificar a nuestros profesionales que han demostrado ser brillantes, para que tengan una mejor experiencia y que retornen en un año o dos para seguir trabajando en estos grandes proyectos, con una experiencia mucho más globalizada”, señaló Villar. El ejecutivo aseguró que TR ha demostrado en Bolivia que se puede hacer un trabajo especializado con personal nacional.

La mayoría de los profesionales que fueron enviados al exterior tienen entre 20 y 40 años de edad. "Estamos exportando esa mano de obra porque son buenos supervisores, son gente joven que ha comenzado con nosotros”, alegó el ejecutivo. Son ingenieros petroleros, industriales, eléctricos, instrumentistas, técnicos de supervisión de calidad y trabajadores de otras áreas. Varios de ellos incluso son cabezas de equipo en proyectos de TR en el mundo.

Si bien la distancia y los turnos dificultan su visita con frecuencia a Bolivia, la mayoría de los enviados trabajan con entusiasmo, con la idea de volver y seguir trabajando con TR. "Egoístamente, no queremos perder a esa gente, queremos seguir capacitándolos y lo estamos haciendo en los proyectos que tenemos en el momento en el mundo”, dijo Villar.

Una parte de los elegidos fue trasladada a Kuwait, donde se construye una planta separadora de líquidos más grande que la Carlos Villegas, ubicada en la provincia Gran Chaco de Tarija.

El ejecutivo destacó que las mejores experiencias de trabajo fueron con aquellos profesionales que comenzaron haciendo pasantías. "No quiero decir que seamos la mejor escuela, pero sí encontramos gente que en verdad empezó con muchas ganas, gente brillante que entró a aprender con nosotros y absorbió el conocimiento”, indicó el gerente de TR.

Entre los enviados está una joven procedente de la provincia Entre Ríos, Tarija, que empezó como pasante a sus 20 años, mientras aún estudiaba en la universidad. Ahora, con 25 años, es la principal responsable de control de calidad en un proyecto en Argelia. "Ha llegado a ser uno de los pilares de nuestro equipo en Gran Chaco con los 25 años escasos que tiene”, destacó Villar.

Con la mira en el propileno y polipropileno

Técnicas Reunidas (TR) es una de las al menos 11 empresas que luchan por adjudicarse la construcción de la primera planta de propileno y polipropileno de Bolivia.

"Estamos trabajando duro para hacer la mejor propuesta y ojalá logremos la adjudicación”, afirmó el gerente general de la empresa en Bolivia, Luis María Villar. "Estamos encantados con Bolivia; creemos que podemos aportar mucho, lo hemos demostrado y nos gusta ser partícipes de este cambio que se ha dado en los últimos años y que confiamos seguirá”, aseveró.

TR cuenta con experiencia internacional en proyectos multimillonarios; se encargó de al menos 1.500 y trabajó en más de 100 países. En la región, por ahora construye la refinería de Italara, en Perú, un proyecto de 3.000 millones de dólares. Sus grandes proyectos actuales están en Canadá, Oriente Medio, Rusia, China y Europa.

La construcción de la planta de propileno y polipropileno, dice Villar, demandará entre 35 y 40 millones de horas hombre. "El encarecimiento de la mano de obra local, por varios motivos, incrementará un poco el costo”, dijo. Pero, con los convenientes precios de equipos y materiales del sector de los hidrocarburos en el mercado internacional, se abren ventajas en cuanto al precio final que TR ofrecerá. "El Gobierno estima la planta en cerca de 2.200 millones de dólares; creemos que se puede reducir, no gran cosa, pero pensamos que puede estar un 5% por debajo”, indicó Luis María Villar.
7
0

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada