01 noviembre 2016

¿Es conveniente vestirse con ropa formal cuando se hace teletrabajo?

Seamos honestos. Uno de los beneficios de trabajar desde casa es que puede hacerlo en pijama. El término "vestirse para el éxito” no es necesariamente válido si uno puede saltar de la cama y estar trabajando en menos de un minuto.

Trabajo desde casa y confieso que mis pantalones de yoga sirven tanto para hacer ejercicio como de ropa de trabajo. Me gusta estar cómoda cuando escribo, ¿pero mi ropa informal afecta mi trabajo?

La respuesta corta es "sí”. Las investigadoras Joy V. Peluchette y Katherine Karl condujeron un estudio que se publicó en Human Resource Development Quarterly y descubrieron que los participantes dijeron sentirse más llenos de autoridad, confiables y competentes cuando llevan ropa formal de oficina.

Mason Donovan, autor del libro The Golden Apple: Redefining Work-Life Balance for a Diverse Workforce , concuerda en que la ropa afecta el rendimiento laboral. "Si bien la ropa formal de oficina puede sonar tonto al pensar en trabajar desde casa, la ropa le afecta a nivel de su actividad y a nivel personal y puede afectar su carrera”, dice. "Es una distinción física y visual y me ayuda a establecer límites. De otro modo, uno se podría sentir como que el trabajo nunca se termina”.

Sin importar si se trata de un profesional independiente que usa pantalones de yoga o de un dueño de una empresa que funciona en su propia casa, Donovan dice que hay seis motivos por los que es conveniente vestirse con ropa de oficina.

Percepción profesional

Si usted es parte de un equipo y participa en reuniones a través de videos, es importante vestirse adecuadamente. "Las conexiones de video ayudan a formar relaciones y si no está vestida para el éxito, podría estar enviando el mensaje equivocado”.

Además la ropa informal puede dar el mensaje de que no está trabajando. "Puede parecer que acaba de salir de la cama. Lo visual es poderoso y la percepción se convierte en realidad”.

Productividad en ascenso

Lo que nos ponemos influye en cómo actuamos. Un estudio de la Northwestern University concluyó que cierta ropa puede influir en los procesos psicológicos del que la usa. "Usar un guardapolvo de laboratorio descrito como ‘de doctor’ incrementó la capacidad de sostener la atención en comparación con usar un guardapolvo descrito como ‘de pintor’”, escribieron los investigadores Hajo Adam y Adam D. Galinsky.

"La influencia de la ropa depende, así, de usarla y de su significado simbólico”. Vestirnos profesionalmente nos pone en estado mental diferente, agrega Donovan. "Nos sentimos más presentes y tenemos mayor nivel de compromiso y dedicación”.

Cultura corporativa

Si su compañía tiene una forma de vestir, no debe sentir que está por encima de las normas. "Adáptese a la cultura del resto de la compañía”, es el consejo del especialista. La idea de que debe vestirse para el trabajo que quiere sigue siendo válida. "Si resulta ser que es jefe de surfing, vístase adecuadamente”. "Pero si se trata de manejar un equipo global, vestirse para la tarea será lo que esperan de usted los demás, e inconscientemente será lo que usted mismo espera”.

Límites bien claros

Mientras se confunden el trabajo y la vida hogareña, vestirse con ropa de oficina en el horario de trabajo puede ayudar a crear una separación entre los ámbitos laborales y personales. Donovan, que es directivo de la firma consultora de diversidad e inclusión The Dagoba Group, usa camisas y pantalones formales para trabajar desde su casa y dice que esto significa que está en su versión de trabajo.

"Cuando me pongo ropa informal, es una distinción física y visual y me ayuda a fijar límites”. De otro modo, uno podría sentir que el trabajo nunca se acaba. Su vida personal podría ocupar tiempo que debería estar dedicado al trabajo o sus compromisos de trabajo pueden ocupar tiempo que es personal. La ropa ayuda a crear una separación clara.

Señales internas

Cuando trabaja desde casa, otra gente en su hogar o círculo personal puede no entender ni respetar su tiempo. "Si está en jeans y polera a otro no se le ocurrirá que está trabajando”, dice Donovan. En cambio, "usar ropa de oficina puede dar la señal de que está trabajando y no se lo debe perturbar”.

Mayor concentración

Es común estar en una situación en la que una persona está presente físicamente, pero mentalmente está en otro lugar, como ocurre cuando ve su correo mientras está en una reunión.

En ese caso, la ropa también ayuda a ubicarse. "La ropa puede servir de recordatorio, poniéndolo en modo de oficina mentalmente”, dice. "Si usa ropa de vestir, es mucho menos probable que haga las tareas hogareñas. La ropa puede alejarlo de actividades que buscan distraerlo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada