22 mayo 2017

“La primera impresión es la que cuenta”

Parece que el famoso dicho: “la primera impresión es la que cuenta”, tiene mucho de cierto. De hecho se podría decir que es como una huella mental que se forma a los pocos segundos de conocer a alguien.

Psicólogos de las universidades de Glasgow (Escocia) y Princeton (Estados Unidos) han demostrado que con un simple ‘hola’ ya es suficiente para sacar conclusiones sobre el tipo de personalidad. Los resultados de este estudio, publicados en la revista Plos One, sugieren que el tono de voz que se utiliza para saludar contribuye inmediatamente a formar la primera impresión de la persona con la que se está hablando. Otros estudios apuntan a que se tarda entre cinco segundos y cinco minutos en formarse la primera impresión de alguien, pero lo más relevante con relación a este tema no es tanto el tiempo en el que uno se forma la primera impresión de ese alguien sino en cómo eso se queda grabado en el cerebro y luego es muy difícil de cambiar.

Por tanto el haber dejado una mala impresión con alguien relacionado a un tema laboral o con personas que te interesa relacionarte ya sea amigablemente o para una relación de pareja, no es un mal menor, pues esto puede significar perder oportunidades de conseguir un mejor trabajo y por tanto mejores ingresos o de que esa persona que te interese, no quiera entablar para nada una relación contigo y es que una mala primera impresión suele configurar el tono que va a tener esa relación. En otras palabras, cuando alguien deja una mala impresión es fácil predisponerse y pensar que esa persona es así.



Buena impresión en el mundo laboral

Muchos psicólogos recomiendan tantas pautas para una entrevista de trabajo que a veces parece que hay que dejar de lado lo que es uno mismo. Entonces ¿qué es recomendable? Los expertos apuntan en realidad a seguir ciertas pautas que pueden ayudar a fortalecer tu seguridad y los aspectos positivos de tu personalidad pero sin dejar de lado lo que tú eres, ya que cuanto más seas tú mismo en una entrevista de trabajo o con la persona que quieras relacionarte, más sostenible será esa relación.

El sitio Entrepreneur en su artículo “Cómo causar una buena impresión”, brinda las siguientes pautas.



1 Lenguaje corporal. No importa tanto qué tipo de ropa uses o el nivel de presentación que hagas, si tienes una mala postura o una posición corporal negativa todo tu trabajo se puede venir abajo. Para proyectar una buena imagen, Lillian Bjorseth, asesora en comunicaciones y autora del libro “Contacto a fondo” recomienda:

*Cuando entres a una habitación “aduéñate” de tu espacio, plantando los pies con unos 15 ó 20 centímetros de separación, uno ligeramente más adelante que el otro. No es cuestión de llegar a un lugar y derrochar felicidad, sino de sentirse seguro y estar bien ubicado.

*Una vez establecido el contacto visual con la otra persona, una sonrisa puede crear un ambiente optimista y positivo. Pero lo más importante es mirar a los ojos a tu cliente el 85% del tiempo que dure la conversación. Esto te ayudará a ganar su confianza y demostrará que realmente estás interesado en lo que la otra persona tenga que decir. Evita bajar la mirada más allá del tabique de la nariz.

* Ten en mente una “tarjeta de presentación verbal”, es decir, un resumen rápido -de 30 palabras- que explique quién eres y lo que puedes hacer por tus clientes. Bjorseth recomienda que te concentres en los beneficios de tu oferta más que en tu cargo o hasta que en el nombre de la compañía. “Asegúrate de que te recuerden por encima de otras personas que se dedican a lo mismo que tú”, aconseja.

* Evita cruzarte de brazos, bostezar, morderte los labios y jugar con plumas, lápices, etcétera. Todos estos movimientos envían señales contraproducentes como aburrimiento, ansiedad, resistencia a nuevas ideas y nerviosismo. Mantén una postura confiada y segura pero que no sea arrogante.



2 Actitudes. Existen ciertas actitudes que pueden resultar sumamente negativas en el momento de presentar tu negocio ante un cliente o inversionista. Uno de los aspectos primordiales que debes cuidar es la puntualidad. Siempre llega al menos 15 minutos antes y toma en cuenta el tráfico y la distancia al lugar de la cita; nunca debes dejar a alguien esperando.

Aunque pareciera obvio, otro punto que debes considerar es que pongas tu celular en silencio o que lo apagues. No hay nada más molesto que estar conversando con alguien y que su teléfono suene constantemente y, peor aún, que lo conteste en plena junta a pesar de que “sólo tome unos segundos”.

En el momento de entablar una conversación con tu contraparte recuerda que lo elemental es escuchar. Evita interrumpir a la otra persona, a pesar de que sientas la necesidad de explicar algo o corregir algún dato. Ya vendrá tu momento de hablar.



3 Conversación inteligente. “Luego del apretón de manos, la clave de un primer encuentro exitoso está en simples habilidades para conversar”, dice Rosalie Maggio, autora de Cómo decirlo (How to Say It) y El arte de hablar con cualquiera (The Art of Talking to Anyone). “Estar demasiado pendiente de uno mismo es la manera más rápida de morir, como el pez por su propia boca”, agrega.

Recuerda que todo gira alrededor de la otra persona. Entonces, ¿cómo concentrarte sólo en ella? Conversar un poco resulta apropiado casi en cualquier contexto. “Cuando acabas de conocer a alguien, hablar con esta persona debe recordarte a un partido de tenis, en el cual cada participante está en posesión de la pelota antes de devolvérsela al otro”, explica la experta.

El problema es que muchas personas confunden esta metáfora y ven la conversación “como si se tratara de un juego de golf, deporte en el que te la pasas pegándole a tu propia pelota una y otra vez”. Así que si has hablado más de un minuto, ¡cede la palabra de inmediato!

No importa si se trata de una cita formal o de un encuentro improvisado -por ejemplo, en una feria comercial-. Maggio recomienda que hagas un reconocimiento a la otra persona, ya sea su habilidad para los negocios, su labor altruista o su buen gusto para elegir zapatos. “Siempre y cuando los elogios sean breves, sinceros y específicos”. De esta manera, el sentimiento que despierten perdurará mucho después de que las palabras hayan sido olvidadas.



4 Modulación de la voz. Sandra McKnight, propietaria de los estudios Voice Power afirma que el tono de tu voz es una parte fundamental de la imagen que proyectas. “En una conversación cara a cara, la otra persona primero te mira, luego escucha el tono de tu voz y después pone atención a tus palabras”.

Las personas que hablan de manera monótona son poco inspiradoras y quienes utilizan un tono demasiado bajo parecen inseguros. El problema más común es hablar deprisa, pues el mensaje pierde fuerza y puedes parecer ansioso. “No se trata de saturar de información, sino de comunicar y de hacerte entender”, dice McKnight.

Para asegurarte de que hablas a la velocidad correcta, lee un libro en voz alta durante 60 segundos. Cuando el tiempo se agote, regresa al punto donde comenzaste y cuenta las palabras que acabas de leer. El ritmo ideal es de unas 145 palabras por minuto; sin embargo, ten en cuenta que probablemente hablas más rápido de lo que lees.



5 Vestimenta. Aunque en realidad la forma de expresarte y el lenguaje no verbal son primordiales, la ropa que uses para este tipo de citas también habla mucho de ti y de lo que esperas conseguir. ¿Pero cómo saber si estás sobrevestido, demasiado fachoso o llevas ropa muy provocativa?

Expertos en imagen recomiendan que uses prendas en las que te sientas cómoda y segura. Una buena opción es el estilo casual adecuado o un clásico formal como con un saco de buen corte, de preferencia azul marino o gris, que combine con el resto del look. También debes cuidar mucho tu presencia, no sólo en la vestimenta sino también en la higiene. Siempre ten las uñas cortadas y limpias y recuerda cuidar tu pelo. Evita ponerte demasiado maquillaje, usar tacones muy altos y que tu perfume sea demasiado dulce.



Recuerda también que no necesariamente tienes que ser aceptada por todos, pues eso dependerá directamente de lo que eres capaz de hacer y de lo que no.



Sea que se trate de una entrevista de trabajo, de una primera cita o simplemente cuando se conoce a alguien, las primeras impresiones son muy poderosas y son difíciles de revertir. Si bien lo ideal es que siempre seas tú misma, debes tener cuidado con algunas actitudes y comportamientos.

Bolivia es el país con menos desocupados en Sudamérica



La tasa de desempleo alcanzado por Bolivia en 2016 nuevamente es la más baja de Sudamérica y la única que registró un índice menor al 5%, cuando los demás países, excepto Paraguay, tuvieron un incremento en su masa de desocupados.

Frente a un contexto macroeconómico externo deteriorado, la mayoría de los países de Sudamérica registraron incrementos en la tasa de desempleo. Entre estos, los que más aumento tuvieron fueron Venezuela, de 7,4% en 2015 a 18,1% en 2016, seguido de Brasil, que pasó de 8,5% a 11,2%, y Argentina, de 7,3% a 9,2%, en el mismo período de análisis, señalan los datos en el libro Memoria de la economía boliviana 2016.

En la región, el Estado boliviano destaca por mantener el índice de desempleo más bajo, ya que es la única en alcanzar una tasa de desocupados menor al 5%, cuando los demás países registraron niveles por encima de ese indicador.

Entre 2015 y 2016, Bolivia redujo la tasa de desempleo, de 4,4% a 4,1%, y junto con Paraguay, que también registró una disminución de 6,1% a 5,9%, se constituyen en las dos únicas economías que presentaron una reducción, mientras que el resto (Ecuador, Chile, Uruguay, Argentina, Colombia, Brasil y Venezuela), excepto Perú, engrosaron el número de personas desocupadas.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, señaló el 10 de mayo que la meta hasta el 31 de diciembre de este año es disminuir la tasa de desempleo a 2,5%, como efecto de la implementación del Plan Empleo Urgente, que proyecta generar más de 60.600 fuentes laborales.

Para este propósito, el Gobierno prevé invertir $us 346 millones, que serán financiados por el Banco de Desarrollo Productivo (BDP) y créditos externos, entre otras fuentes, y serán destinados a diversos sectores económicos.

Importante

Hasta 2016 se contabilizaron 151.833 personas desocupadas, correspondientes a la población en edad de trabajar.
El Gobierno determinó para este año un incremento salarial para los trabajadores del 10,8% al mínimo nacional y 7% al haber básico.

19 mayo 2017

Problema en la urbe Crece cantidad de jóvenes que no trabajan ni estudian

Un informe del Banco Mundial (BM) publicado en 2016, establece que cerca de 20 millones de latinoamericanos entre 15 y 24 años de edad, actualmente ni estudian ni trabajan, y que se les conoce como la población “ni-ni”, según un informe del organismo difundido recientemente. En la ciudad de El Alto un análisis de Cedla establece que de diez jóvenes uno es ni-ni.

CONSECUENCIAS NEGATIVAS

Según el estudio, la proporción de personas mayores en relación con la población en edad de trabajar llegará pronto a un mínimo histórico para América Latina y el Caribe, pero la región podría desaprovechar el potencial económico de esa tendencia demográfica.

“Es un tema urgente porque podríamos perder la ventana de oportunidades de esa tendencia demográfica”, dijo el economista sénior de la Unidad de Educación para América Latina y el Caribe del Banco Mundial", indicó Rafael E. De Hoyos, en un informe realizado en medios internacionales.

El organismo multilateral indicó que este grupo de los “ninis” pueden tener consecuencias negativas duraderas sobre la productividad al bajar sueldos y oportunidades laborales, perjudicando así al crecimiento económico en general.

El Banco Mundial exhortó a los gobiernos del continente a evitar el abandono escolar de los jóvenes “ninis” y al mismo tiempo insertar al mercado laboral a quienes que ya no estudian, para reducir el tamaño de este grupo, el cual aumentó incluso durante el vigoroso crecimiento económico que experimentó el continente durante la década pasada.

BAJO NIVEL EDUCATIVO

El reporte, elaborado por De Hoyos, Halsey Rogers y Miguel Székely, indicó que casi el 60% de estos jóvenes proviene de familias ubicadas en el 40% inferior de la distribución de ingreso.

También precisó que las mujeres conforman dos tercios del grupo, y que al menos 70% de ellos y ellas viven en ciudades y tienen bajo nivel educativo.

La proporción oscila entre 11% en Perú a más del 25% en Honduras y El Salvador. En términos absolutos, la mayor cantidad reside en Brasil, Colombia y México.

CIUDAD DE EL ALTO

Un análisis realizado por el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) indica que uno de cada 10 jóvenes de la ciudad de El Alto es "ni-ni", es decir que no estudia ni trabaja, aspecto que de acuerdo al informe internacional, dicha población está en crecimiento, ocasionando futuros riesgos a la productividad.

Según este análisis, realizado por las investigadoras Silvia Escobar y Giovanna Hurtado del Cedla, son 20.820 personas en El Alto que son "ni-nis", como es calificado desde el Banco Mundial.

Entre las características de este grupo es que la mayoría tienen entre 20 y 24 años, cuando más necesitan lograr su independencia económica porque están próximos a constituir sus propios hogares.

Son generalmente jóvenes de clases medias que en algunos casos continúan viviendo con sus padres, mientras que los más pobres no pueden darse el lujo de permanecer inactivos cuando ya no estudian.

Entre este nuevo grupo generalmente suelen ser más mujeres que no han podido encontrar trabajo y dejan de buscarlo, refugiándose en las tareas del hogar, como única opción a falta de condiciones para estudiar o trabajar.

En cuanto a la educación, varían, desde un nivel educativo mayor a secundaria o superior a esta quienes se encuentran sin ejercer su profesión técnica o universitaria.

EDUCACIÓN

Según el informe de las investigadoras, en El Alto antes de contratar a personas con estudios post-colegiales "se prefiere contratar a los que alcanzaron el bachillerato, para la realización de tareas que solo exigen conocimientos y habilidades básicas".

"De hecho, la tasa de ocupación de los jóvenes con educación superior (completa o incompleta) siempre es menor a la que presentan los bachilleres, de manera que el desempleo juvenil es más alto entre aquellos que cuentan con mejores credenciales educativas", indica.

El Cedla advirtió que esta situación muchas veces es vista como un desincentivo para su permanencia en el sistema educativo.

"Los jóvenes de 20 a 24 años alcanzan una media de 12,7 años de estudio, apenas por encima del equivalente al bachillerato", agregó.

16 mayo 2017

Decir que los empleados mayores de edad carecen de energía es discriminatorio y erróneo



Hace dos semanas participé en un simposio para discutir un tema de mucha importancia para mí: qué deben hacer las personas entre cincuenta y sesenta años de edad con respecto a su vida profesional ahora que todo el mundo va a vivir para siempre.

Yo ofrecí el punto de vista bastante obvio de que todas las profesiones deben contratar a los cincuentones a nivel de entrada y entrenarlos junto con los recién graduados.

Una mujer en el público levantó la mano y dijo que era una bonita idea, pero que no daría resultado porque las personas mayores no tenían la misma energía que las jóvenes. En ese momento yo discrepé educadamente. Pero desde entonces me he estado sintiendo menos bien educada.

Decir que alguien que tiene 55 años de edad (o 65 si ése es el caso) no puede encontrar la energía de alguien de 25 durante las horas laborales no sólo es indignantemente discriminatorio, es casi con certeza erróneo. No obstante, casi todo el mundo lo acepta como una verdad.

Desde entonces me he dedicado a preguntarle a la gente si creen que los cincuentones tienen menos energía que las personas tres décadas más jóvenes. Sí, dicen casi todos. Pero entonces les hice la misma pregunta a unos cuantos colegas que pude hallar en el Financial Times que tenían más de 50 años de edad y les pregunté si eso se aplicaba a ellos. Todos dijeron lo mismo: no.

La ciencia nos dice que nuestros cuerpos están en la cima de la fuerza física entre los 20 y 30 años de edad, y que nos vamos debilitando de ahí en adelante. Pero eso no tiene importancia, a menos que uno esté contemplando una carrera de leñador o minero, porque en la mayoría de los empleos no se necesita nada que se parezca a nuestra máxima fuerza física.

En realidad, si tiene algún sentido hablar sobre los períodos en los que tenemos más o menos energía, el punto más bajo no se encuentra entre los cincuenta y sesenta años de edad sino cuando tenemos treinta años.

Éste es el período durante el cual las clases profesionales se dedican a la reproducción, lo cual es la cosa más agotadora que la gente común hace rutinariamente. Yo estaba tan cansada cuando tenía entre 30 y 40 años de edad que aunque seguramente tenía alguna energía para mi trabajo, en retrospectiva no recuerdo cómo fue posible. Todo eso quedó en blanco en mi memoria.

De la misma manera, los de veintitantos años de edad tampoco aportan energía ilimitada al trabajo. Posiblemente la biología esté de su parte, pero entonces van y lo echan todo a perder divirtiéndose. Para muchos las típicas noches del viernes y sábado implican estar fuera casi hasta la madrugada y consumir cantidades inmodestas de sustancias legales e ilegales, lo cual los deja menos repuestos al final del fin de semana que al inicio.

Por contraste, una persona mayor llega al trabajo el lunes por la mañana sintiéndose despabilada después de un poco de jardinería y haberse ido a la cama a una hora decente.

Cuando llegamos a los 50 y 60 años de edad, con los niños y los clubes en el pasado, tiene sentido que suban los niveles de energía en el trabajo. La mayoría de mis contemporáneos comen mejor y hacen más ejercicio que hace 30 años. Necesitamos menos horas de sueño, y aunque las leyes de la biología nos traicionan, hemos aprendido a concentrar nuestra limitada energía con el fin de lograr el mejor efecto posible.

Pero aún más importante que las diferencias entre las décadas son las diferencias de personalidad. Algunos de los que tienen 20 años de edad son excesivamente vigorosos, mientras que otros duermen hasta el mediodía y después residen en el sofá, demasiado cansados para hacer simples tareas como sacar la basura.

Aún a los 95 años de edad, cuando la mayoría ya ha desaparecido, otros siguen a todo vapor. El Príncipe Philip, después de pasar las últimas siete décadas en el arduo trabajo de volar por todo el mundo para desvelar placas, sólo ahora ha declarado que basta ya.

Para la mayoría de las personas, no importa si tienen 20 o 90, la energía en el trabajo sube y baja depende de lo que estén haciendo. Esto no es principalmente una función de la edad o la personalidad, sino del estímulo. Mientras más ocupado e interesado estás, más energías tienes.

Después de un día de trabajo cuando he estado frenéticamente activa haciendo cosas estimulantes e interesantes, me monto en mi bicicleta y corro a casa a paso apresurado. Después de un día en el que he perdido tiempo, me he aburrido o he languidecido en una reunión, estoy tan cansada que apenas puedo contemplar un corto viaje en bicicleta.

Esto podría explicar por qué algunas personas mayores caminan con los hombros caídos todo el día en el trabajo. No es porque hayan cumplido más de 50. Es porque el trabajo ya no les parece especialmente estimulante. Simplemente han pasado demasiado tiempo haciendo la misma cosa.

En seis ciudades del país Con planes urbanos crearán 6.600 empleos

El Gobierno ejecutará un presupuesto de 40 millones de dólares para implementar el programa de enlosetado en las ciudades de Oruro, Sucre, Potosí, Riberalta, Cobija y La Paz. Se calcula generar 6.600 empleos, explicó la ministra de Planificación del Desarrollo, Mariana Prado.

“La rehabilitación de áreas productivas consiste en la construcción de diques y defensivos en distintas cuencas y ríos. Se trata de una intervención rural. Contará con 40 millones de dólares y se prevé generará 5.000 empleos”, sostuvo adicionalmente la autoridad.

INSERCIÓN LABORAL

El programa de inserción laboral está orientado especialmente a los jóvenes. Se tiene prevista una inversión de 57 millones de dólares. El Estado cubrirá 30% de los aportes a las AFPs y Cajas de Salud y el empresario el 70% del salario. La base de cálculo es de Bs 4.000.

CONSTRUCCIÓN

La otra iniciativa es incorporar en las contrataciones “una premiación” a las empresas que al adjudicarse una obra genera mayor número de fuentes de empleo. Se estima que con este método se puede crear 4.000 fuentes laborales.

El “capital semilla” consiste en incentivar a los nuevos emprendedores con un capital de arranque y no se exigirá experiencia, que es uno de los obstáculos para acceder a recursos económicos. Se tiene previsto un presupuesto de inversión de 9,4 millones de dólares.

Finalmente, dijo que sobre el Fondo de Desarrollo Indígena estará orientado específicamente a proyectos productivos en los municipios.

CIFRAS

El presidente Evo Morales, en el acto de entrega de obras este fin de semana en el departamento de Oruro, dijo que la tasa de desempleo en Bolivia subió a más del 4%, pero que la cifra continúa siendo la menor en la región Sudamericana. En el lanzamiento del Programa de Empleo, la semana pasada el presidente fijó 4.5 por ciento. La cifra del desempleo llegó a 4.1 por ciento a diciembre pasado, de acuerdo con la Memoria 2016, elaborada por el Ministerio de Economía.

“Algunos países vecinos tienen por lo menos 12% (a) 10% de desempleo y nosotros también tenemos desempleo, ha crecido de 2% a más del 4%, pero es la menor tasa de desempleo que tenemos en toda Sudamérica”, señaló el mandatario.

La ministra informó que la implementación del Plan Nacional de Empleo no arrancará de cero, porque al menos 4.000 empresas inscritas en el Ministerio de Trabajo están interesadas en esta iniciativa.

INDUSTRIA

El presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Horario Villegas, desestimó la creación de nuevo empleo en las condiciones señaladas por las autoridades. Villegas manifestó que la industria nacional crea empleos de largo plazo y de calidad, y que para generar un puesto de trabajo el aspirante debe ser sometido a un programa previos de capacitación lo que se traduce en un tiempo mayor al empleo de corto plazo propuesto por el programa gubernamental.

REGISTRO

Este tipo de relevamiento de información se seguirá realizando en las oficinas departamentales del Ministerio de Trabajo. “La gente interesada ya puede hacer su registro en las oficinas departamentales de Trabajo porque esos son los insumos con los que vamos a empezar el diseño”, afirmó Prado.

15 mayo 2017

Privados prevén más desempleo y otros 3 efectos por alza salarial



Mayor desempleo, freno a la contratación de personal joven, debilitación del trabajo de calidad y reducción de inversiones son algunos de los efectos que causará en “el “corto plazo” la política salarial del Gobierno, según el empresariado privado.

El 27 de abril, el Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB) acordaron un incremento salarial de 7% al haber básico y de 10,8% al mínimo nacional “a pedido de la COB, dejando el Gobierno salvada su responsabilidad en el caso de presentarse efectos negativos sobre el empleo”, según cita el documento que definió el aumento a la remuneración de los trabajadores para este año.

La decisión, tomada en un momento de desaceleración de la economía y con el más alto desempleo en los últimos ocho años (4,1%), generó el rechazo de los privados. “Nos oponemos al incremento que precariza el empleo, viabiliza la informalidad y pone en riesgo a las empresas”, dijo el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas.

El aumento salarial de esta gestión, lamentó, así como la política sectorial implementada por el Ejecutivo desde 2007, reducirá en el “corto plazo” las inversiones del sector (1); evitará la contratación de personal “joven y sin experiencia” (2); y aumentará el trabajo informal y precario (3), que no proporciona al trabajador los beneficios establecidos por ley.

Otro efecto es la expansión del desempleo en Bolivia (4,1%), una tasa que está por debajo del promedio de 8,1% calculado en América Latina y el Caribe, pero que es cuestionada por los empresarios y expertos en materia laboral, que afirman que la metodología del INE para establecer el indicador no refleja el comportamiento real de la desocupación.

“El fuerte incremento del salario se traducirá en informalidad y precarización del empleo” en el sector de los pequeños negocios —los cuales concentran el 80% del empleo—, así como en las firmas medianas, según la CEPB, de los rubros de comercio, servicios, industria y agropecuario.

Consecuencias. El alza salarial “hace más vulnerables a las pequeñas y medianas empresas (pyme)”, que además se ven perjudicadas por el “contrabando, la irracional presión tributaria y las últimas medidas legales que afectan los mecanismos de contratación”, informó la Confederación.

“El empleo ha bajado en Bolivia; las estadísticas son claras y este año subirá el desempleo por estas medidas”, aseveró Marco Antonio Salinas, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC).

“Este sector es el afectado y será el que va a tener que hacer más despidos y cierre de unidades productivas”, lamentó el titular de la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype), Humberto Baldiviezo.

“No podemos predecir cuánto desempleo se producirá”, pero “habrá migración de trabajadores del campo a la ciudad o un retiro voluntario de sus fuentes laborales al ver que el empresario del sector no está en condiciones de asumir” el alza, afirmó Freddy Suárez, presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente.

“El aumento de sueldos genera un desempleo importante”, agregó Salinas. “En este momento, de acuerdo con la ley, es casi imposible retirar personal. Entonces, lo que vamos a hacer es no contratar más gente y no vamos a hacerlo porque vamos a dejar de invertir” para destinar esos recursos al pago de sueldos. “Cuando uno invierte necesita más personal”.

Estas proyecciones van en contra de los planes del Gobierno, que durante esta gestión prevé reducir el índice de desocupación 3,2%, aunque el presidente Evo Morales admitió que el incremento salarial de este año puede “afectar a las pequeñas empresas”.

Es más, el Ejecutivo estableció un “régimen de excepciones” para el acatamiento de la medida salarial, la cual establece que las empresas públicas deficitarias no pagarán el aumento y que gobernaciones, municipios y universidades podrán decidir si cumplen o no con la disposición.

“Nos preocupa mucho que, en el ámbito laboral, las medidas más drásticas se apliquen contra el sector privado nacional, mientras que en el caso de las estatales, se consideren variables de racionalidad y protección”, dijo Nostas.

Consideró que las excepciones anunciadas por el Gobierno y la intención de deslindar responsabilidades sobre las consecuencias del alza muestran que la decisión del incremento “careció de un sustento técnico y una visión de desarrollo productivo de mediano y largo plazo”, lo que pone en “serio peligro” el empleo de miles de personas y la capacidad de crecimiento y estabilidad de la mayoría de las empresas en Bolivia.

Representantes de los sectores empresariales más afectados

‘No hay una política de protección’

Humberto Baldiviezo, presidente de la Conamype

“La micro y pequeña empresa es la que más paga el mínimo nacional. Entonces, quienes son directamente afectados por el incremento somos nosotros porque no hay una política de fomento y de protección a la producción nacional. Por ejemplo, planteamos la ley que reprueba la venta de ropa usada y salen a marchar quienes no permiten el crecimiento del sector y hacen desaparecer las unidades productivas. No entiendo por qué el ministro de Desarrollo Productivo (Eugenio Rojas) se sienta a negociar con los vendedores de mercadería prohibida”.

‘Estamos decepcionados por la medida’

Marco Antonio Salinas, presidente de la CNC

“Estamos decepcionados por la medida del Gobierno. El incremento debería ser para mantener el valor adquisitivo de los sueldos con respecto a la inflación, cualquier otra subida debe estar de acuerdo con la productividad de cada sector, de los que han crecido más o han crecido menos. El alza salarial afecta muchísimo y nos quitará flujo para invertir, para crecer y sobre todo para contratar más personal (...). Nosotros, como empresarios, siempre queremos crecer más, invertir más y generar más empleo; ahora el aparato productor del país se contraerá”.

Gobierno proyecta crear 60.600 empleos para jóvenes y bajar el índice de desempleo a 2,7%



El Gobierno del presidente Evo Morales se trazó la meta, a través del reciente creado Plan de Empleo Urgente (PEU), de crear 60.600 fuentes laborales, en su mayoría para jóvenes, y bajar el índice de desempleo de 4,5% a 2,7% hasta fin de año.

Así lo anunció este lunes la ministra de Planificación del Desarrollo, Mariana Prado, en una entrevista con la emisora estatal Patria Nueva.

“El plan tiene el objetivo de generar por lo menos 60.600 nuevos empleos. Con este número queremos hacer una reducción en el porcentaje de población que en este momento está desocupada”, dijo la autoridad.

La cifra oficial del desempleo a diciembre de 2016 —precisó— es del 4,5% y “con esta medida a fin de año queremos alcanzar el 2,7%”.

El martes de la semana pasada, el presidente Morales presentó el plan que consta de cinco programas con una inversión de $us 146,4 millones e incluye un sexto componente con el remozado Fondo de Desarrollo Indígena que financia, también con recursos estatales, proyectos productivos en áreas rurales.



El Gobierno alista, en coordinación con el sector del empresariado privado, el relevamiento de datos para establecer la demanda de mano de obra.

Prado reveló que el principal grupo al que se pretende llegar con este programa es el joven auque no se descarta alcanzar a trabajadores desempleados de mayores edades.

“Va a haber oferta para diferentes grupos etarios pero el programa va a tener una concentración muy importante en jóvenes profesionales y jóvenes porque son los que tienen mayor dificultad de insertarse en el mercado laboral”, precisó.

A través del Programa de Inserción Laboral el Gobierno dará un incentivo a las empresas para que realicen nuevas contrataciones con una contraparte del Estado en el pago de los beneficios sociales del trabajador bajo la modalidad 30%-70%. (15/05/2017)