25 marzo 2017

El Tribunal declara inconstitucional hacer despidos con cartas de preaviso

El Tribunal Constitucional de Bolivia sentenció ayer que es inconstitucional que las empresas hagan despidos con la entrega a los trabajadores de cartas de "preaviso", que es un mecanismo que notifica la rescisión de los contratos 90 días antes de concretarse.

La Sala Plena del Tribunal Constitucional (TC) resolvió que el artículo 12 de la Ley General del Trabajo y el artículo único del decreto supremo 6813 del 3 de julio de 1964, que establecen ese mecanismo, sean expulsados de la normativa legal boliviana.

El presidente del TC, Juan Valencia, dijo a los medios que con esa decisión se garantiza la seguridad laboral de los trabajadores.

Agregó que la resolución es fruto del trabajo de la institución para velar por la supremacía de la Constitución "velando y precautelando la vigencia de los derechos de los trabajadores".

La resolución fue comunicada horas después de que el líder de la Central Obrera Boliviana (COB), el minero Guido Mitma, rompiera un diálogo con el Gobierno, debido a que los diputados aprobaron un proyecto de ley que mantiene el mecanismo del "preaviso".

La COB y el Gobierno negociaban en diferentes comisiones demandas laborales y sociales, entre ellas el aumento salarial para este año, que será obligatorio para los sectores público y privado.

La Cámara de Diputados explicó que ese proyecto de ley de Estabilidad Laboral regula la entrega de las denominadas "cartas de preaviso", pero los trabajadores las rechazan por completo.

Esa propuesta de norma, que todavía debe ser tratada en el Senado, establece que los trabajadores que sean despedidos con una carta de "preaviso", pueden aceptar la desvinculación laboral de la empresa, pero a cambio del pago de unos beneficios económicos.

Antes de conocer la decisión del Tribunal Constitucional, el dirigente Mitma aseguró que los sindicatos se van a movilizar y buscarán el respaldo de otros sectores, porque "la fuente laboral sigue amenazada para todos los trabajadores de país" con la normativa que considera el Parlamento.



DEFENSOR El defensor del Pueblo, David Tezanos, saludó ayer la decisión del Tribunal Constitucional Plurinacional de expulsar del ordenamiento jurídico el artículo 12 de la Ley General del Trabajo y declarar la ilegalidad del preaviso.

Precisamente cuando la Central Obrera Boliviana advirtió con movilizaciones en contra de la vigencia del preaviso y de un proyecto de Ley de Estabilidad Laboral, el Tribunal Constitucional declaró la inconstitucional de ese instrumento de despido.

"El Defensor del Pueblo, aplaude que el máximo intérprete de la Constitución y las leyes haya ponderado la fundamentación desarrollada al respecto y determinado la prevalencia y protección de los derechos de la clase trabajadora, asumiendo que la estabilidad de la relación laboral, en un Estado social de derecho, expresa la necesidad social de atribuirle una larga duración a las relaciones de trabajo y de proteger al trabajador contra el despido arbitrario e injustificado por parte del empleador", señala un comunicado de esa entidad.

La resolución del TCP respondió a una acción abstracta de inconstitucionalidad presentada por la Defensoría del Pueblo en contra del artículo 12 de la Ley General del Trabajo, por el cual se posibilitaba el despido del trabajador mediante un preaviso laboral.

24 marzo 2017

El TCP declara inconstitucional el preaviso para despidos y lo excluye de la normativa boliviana

El Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) declaró inconstitucional la figura del preaviso como mecanismo de despido y terminó eliminando el artículo 12 de la Ley General del Trabajo sobre esta figura legal. Con el fallo se fortalece el principio de estabilidad laboral, anunció el presidente del control constitucional, Oswaldo Valencia.

“A partir de hoy (viernes 24 de marzo) ya no existe en la norma jurídica la figura del preaviso, ese es el fallo que emite el Tribunal Constitucional. Con la decisión se estaría ratificando y fortaleciendo la estabilidad laboral en el orden que manda la Constitución Política del Estado”, explicó en una conferencia de prensa en Sucre.

Parte del artículo 12 de la ley General del Trabajo anulado establecía: “El contrato podrá pactarse por tiempo indefinido, cierto tiempo o realización de obra o servicio. En el primer caso, ninguna de las partes podrá rescindirlo sin previo aviso a la otra”.

La decisión también dejó sin efecto la sentencia constitucional que restablecía el preaviso a partir de un amparo constitucional presentado en Santa Cruz por Jacquelinne Roxana Vargas Castillo en contra de ejecutivos de la empresa “Petrobas- BOLIVIA”. Vargas acusaba a la empresa de haberle entregado un preaviso de retiro sin causal.

El magistrado Ruddy Flores explicó en enero que se restablecía esa figura pero solo en caso de que el empleado lo aceptara.

“A partir de hoy dicha norma es declara inconstitucional, lo que indica que no está vigente la figura del pre aviso”, insistió Valencia.

La dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) demandó la anulación de la figura porque ponía en riesgo la estabilidad laboral. El Gobierno también se mostró contrario a su restablecimiento y anunció iniciativas para retirarla del ordenamiento jurídico.

22 marzo 2017

Gobierno definirá en abril el incremento salarial

El viceministro de Presupuesto, Jaime Durán, informó este miércoles que la comisión económica, a cargo del Ministerio de Economía, convocó para el 6 y el 11 de abril a la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) para analizar el tema del incremento salarial.



La autoridad prefirió no adelantar criterios en cuanto al porcentaje que el Gobierno aprobará para los trabajadores en la gestión 2017, pero garantizó que, de acuerdo a la metodología de trabajo en la política salarial, el Gobierno otorgará un aumento por encima de la inflación.



La declaración fue señalada durante una conferencia de prensa en la que comunicó el cronograma de trabajo que sostendrá la comisión económica con la COB. En este sentido, afirmó que el 28 de marzo abordarán el tema de la Ley de Pensiones y el 3 de abril el crédito para los agropecuarios.



“El tema salarial se va a analizar entre el 6 y el 11 de abril. Como es tradición, el decreto del incremento se promulga el 1 de mayo, entonces esperamos que hasta esa fecha podamos alcanzar algunos acuerdos”, indicó Durán.



Añadió que aguardan que el Instituto Nacional de Estadística (INE) entregue al Ministerio el dato de la tasa de crecimiento, que tradicionalmente se lo tiene en los primeros días de abril. “Este es un asunto muy importante para la discusión de la política salarial”.



El año pasado, el Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB) acordaron un incremento al sueldo básico del 6% y del 9% al SMN, es decir Bs 1.805.

20 marzo 2017

Los rascacielos pueden transformar nuestra forma de trabajar



En un día no muy lejano, es posible que te halles trabajando en un rascacielos. Conforme los diseñadores de ciudades (que cuentan con cada vez menos espacio) construyen hacia arriba en su búsqueda de más espacio para oficinas, y los arquitectos y desarrolladores ambiciosos compiten para construir propiedades emblemáticas, muchos de nosotros nos encontraremos trabajando en las nubes muy por arriba de la vida urbana.

Financial Times se trasladó del primer piso al último piso del Shard en Londres, el edificio más alto en Europa occidental con 310 metros de alto. Queríamos saber cómo sería trabajar en un rascacielos y qué se necesitaba para operar una superestructura 24 horas al día.

Para Alina Artamonova, una asistente de 23 años, quien recibe a los visitantes en la plataforma de observación en el piso 72, trabajar en el cielo es emocionante y meditativo. “Siento mucha paz aquí en lo alto. Te impulsa a pensar en tu vida... y en lo que quieres hacer con ella algún día”, afirmó.

Según algunos pronósticos, la vida laboral se llevará a cabo en edificios cada vez más altos y con mayor densidad, aun cuando la tecnología continúa facilitando el trabajo a distancia. “Somos una especie social y nuestro principal talento es vivir y trabajar con las personas que nos rodean”, dice Edward Glaeser, un economista de Harvard. “Los rascacielos van a facilitar ese aspecto”.

Pero ¿qué significa para los humanos que trabajan en esos edificios, y cuál es el beneficio de ocupar estas propiedades elevadas para los empleadores mismos?

Los primeros rascacielos concebidos en el siglo XIX en Nueva York y Chicago “proporcionaron a los dueños de las fábricas y a sus trabajadores un espacio más humano y más eficiente” que las plantas de baja altura a las que reemplazaron, argumenta Glaeser en su libro “El triunfo de las ciudades” en 2011.

Los edificios elevados evolucionaron en Estados Unidos en respuesta a la urbanización al igual que por los avances en la tecnología en el sector de construcción y de ingeniería, especialmente con respecto a los elevadores.

A finales del siglo XX, impulsados por la globalización y la migración de los trabajadores hacia las ciudades, el resto del mundo acogió los rascacielos. Actualmente, el edificio más alto del mundo es Burj Khalifa en Dubái, de 828 metros de altura, seguido por la Torre de Shanghái (632 metros) y la Torre Abraj Al-Bait en La Meca (601 metros).

Hong Kong, Nueva York, Tokio y Chicago encabezan la lista de Emporis de las ciudades con el mayor número de rascacielos. Sin embargo para 2025, según la consultoría McKinsey, más de la mitad de las 500 compañías más grandes del mundo tendrán su sede (a menudo en rascacielos) en mercados emergentes.

Jason Barr, profesor adjunto de economía en la Universidad de Rutgers-Newark y autor de “Building the Skyline” (Construir el horizonte), dice que los edificios altos envían un mensaje que comunica que los países o regiones están “abiertos a los negocios”.

En Estados Unidos, los jóvenes quieren vivir y trabajar en los centros de las ciudades, afirma Jaana Remes, una socia de McKinsey Global Institute, en San Francisco. Tal vez los rascacielos no parezcan una opción obvia para trabajadores jóvenes, pero piensan que pueden atraerlos si combinan modernos espacios de trabajo compartidos y el prestigio de estar ubicados en un lugar emblemático.

Glaeser piensa que la idea de que la tecnología podría volver obsoletas las ciudades al permitir que más personas trabajen a distancia no implica que una deba sustituir a la otra. La tecnología y las ciudades se complementan, asevera el profesor. Trabajar en edificios de gran altura seguirá impulsando la productividad.

Lee Elliott, el director de investigación comercial de Knight Frank, piensa que la tecnología está cambiando la función de las oficinas, conforme incrementan los teléfonos inteligentes y la incidencia del trabajo a domicilio, se eliminan muchos trabajos debido a la automatización y la inteligencia artificial.

Las oficinas se convertirán en salas de exhibición, salas para reuniones con clientes, dice Elliott, en vez de ser “cajas para personas”. Este tipo de espacio laboral se volverá una manera de reclutar y retener a los empleados.

Si él tiene razón, entonces entre más alto y mejor conocido sea el edificio, más poder de atracción tendrá. El prestigio desempeña un papel en atraer a compañía a los rascacielos. El estudio de Barr muestra que las compañías pagan más para ocupar espacios en los pisos más altos. En parte porque los empleados que trabajan en un mismo edificio tienden a ser más productivos, ya que se eliminan los viajes entre varias oficinas, pero estar en un piso elevado es una clara señal de superioridad.

Richard Florida, profesor y director del Martin Prosperity Institute en la Facultad de Negocios Rotman en la Universidad de Toronto, es un poco más cauteloso: “¿Qué tipo de medioambiente impulsa la innovación, las nuevas empresas “startup” y las industrias de alta tecnología? ¿Puedes nombrar una instancia, sólo una, en que este tipo de creatividad esté ocurriendo en una oficina en un edificio de gran altura ubicado en un distrito de rascacielos? La repuesta es claramente, no”.

Los rascacielos (remotos y artificialmente ventilados) pueden aislar a las personas de la naturaleza, añade Philip Vivian, director de la firma de arquitectura Bates Smart en Sídney, Australia. Los arquitectos han respondido introduciendo espacios abiertos y cafés, en los que las personas se pueden reunir.

El horror de la destrucción del World Trade Center causado por los ataques terroristas en 2001 fue un mal comienzo de siglo para estos edificios que tratan de alcanzar el cielo. Pero los rascacielos son resistentes, según sus defensores. Para los arquitectos, planificadores y desarrolladores, construir hacia arriba sigue siendo una opción rentable en ubicaciones densas y urbanas. El reto es seguir encontrando formas innovadoras para presentar la idea de un escritorio en el cielo como una opción atractiva, aun mientras cambian las prácticas laborales.

19 marzo 2017

Carpintero, un oficio que desaparece


3

Cada vez son más los desafíos que enfrentan los carpinteros para mantener vivo este oficio. Con motivo de recordar su Día, que se recuerda este 19 de marzo y que se inspira en la figura bíblica de San José, contaron que sus principales amenazas son el desinterés de la gente por los muebles de madera y las exigencias que le impone la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierras (ABT).

Uno de los carpinteros que aún queda en Cochabamba, Moisés Gutiérrez, trabaja en un taller familiar atendiendo pedidos. Dijo que hay preocupación porque cada vez hay menos demanda de muebles artesanales por la oferta de muebles importados de melanina que se venden a menor precio que los de madera.

Contó que gran parte de las máquinas que hay en su taller las construyó él para dedicarse a la carpintería. Sin embargo, reconoce que el sector es muy controlado y eso desalienta a los artesanos.

Dijo que, además, es un oficio muy arriesgado por la manipulación de máquinas, por ello, muchos carpinteros se lastiman, pierden dedos y se lesionan las manos.

“Tenemos lo necesario que son los lentes. Pero requerimos más para el uso de las máquinas que a muchos nos dejan sin dedos o el pintado con barniz, porque entra hasta nuestros pulmones. Es humillante trabajar así”, contó Gutiérrez.

Los carpinteros de la Asociación de Colcapirhua, ubicada en el valle bajo, contaron la difícil situación por la que atraviesan. Hacen muebles a pedido. Entre octubre y diciembre reciben entre dos y cuatro encargos. La situación es distinta en junio, cuando no tienen un solo pedido.

La situación de los talladores es peor. La moda de muebles minimalistas (totalmente rectos), ha hecho que no tengan trabajo por meses. Si bien esta labor demora más de cuatro semanas para entregar un producto, se trata de acabados artesanales que no existen en el mercado.

“Desde niño aprendí a tallar con el estilo de Luis XV, es decir, muy elegante. Pero se ha perdido mucho el mueble tallado. Ahora la gente busca muebles rectos. Muy pocas personas buscan algo específico y están dispuestas a pagar por ello. Por los muebles melamínicos se ha perdido la mano de obra artesanal”, lamentó un tallador, Fidel Jurado.

Sin embargo, los carpinteros indicaron que los muebles de melamina no tienen la calidad de los de madera. “Son desechables, duran poco y se destrozan”, dijeron.



Apoyo

Ante esta situación de inestabilidad, la Asociación de Carpinteros de Colcapirhua pide a las autoridades incentivar a este sector.

“Pagamos impuestos y a la Autoridad de Bosques por lo que prácticamente lo que ganamos es para ellos. Además, vienen a vendernos madera y al poco rato aparece la Autoridad de Bosques para decomisarla, porque dice que es ilegal”, declaró Gutiérrez.

Los carpinteros piden que les apoyen con mejores condiciones de trabajo y seguridad. Asimismo, solicitan un mercado para no tener que depender sólo de pedidos, sino poder producir y vender. Además, exigen un seguro contra accidentes por la exposición a la que se encuentran.

Los 120 afiliados a la asociación aseguran que tienen poco que festejar, pero seguirán luchando para que su sector no desaparezca.

Tarija En las cooperativas de servicio hay salarios desde Bs 2.000 a 17.000



Las cooperativas de servicios en Tarija resultan ser atractivas para trabajar, pues los salarios oscilan entre los dos mil y 17 mil bolivianos.

Los diferentes bonos de los que gozan les dan un ingreso nada envidiable a los altos cargos de las instituciones públicas, ya sea en la parte ejecutiva o legislativa.

Cosett

En el caso de la Cooperativa de Servicios de Telecomunicaciones Tarija (Cosett), el sueldo más bajo según su escala salarial supera los 4.000 mil bolivianos, el más alto es de 17.117 bolivianos.

En esa institución, el pago de planillas que se genera al mes, llega aproximadamente a 1.400.800 bolivianos. A ello, se debe sumar el aguinaldo, indemnizaciones, quinquenios y desahucios, cuyo total se presume supera los dos millones de bolivianos al mes.

El gerente general interino de Cosett, Charly Panique, indicó que se trabajó en el ajuste salarial, pues la crisis por la que atraviesa la institución les obliga a tomar esas decisiones. Sin embargo, la iniciativa quedó en estatus quo porque no hay quórum en el Consejo de Administración, quienes tienen que dar el visto bueno. Además de consensuar la parte de los trabajadores.

Cosaalt

En la Cooperativa de Servicio de Agua y Alcantarillado Tarija (Cosaalt), se conoce de fuentes oficiales que los sueldos oscilan entre 2.000 y 11.000 bolivianos. Hay 11 categorías en la escala salarial de esa institución.

Consultado al gerente general de la institución, Fernando Vidaurre, dijo no tener un dato exacto sobre los sueldos. Pero, aseguró que principalmente se paga en base a un perfil de cargo, escala salarial y un manual de funciones. Todos están bajo la Ley General del Trabajo establecidos hace años.

Si bien la población creció, la política de la institución es aumentar la productividad de los trabajadores y no contratar más personal. Según Vidaurre, la cooperativa está dentro del índice de productividad exigida por la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS).

Setar

Servicios Eléctricos Tarija (Setar), si bien no es una cooperativa pero sí una empresa estatal, también paga sueldos de la escala ya mencionada, en el que sus trabajadores cobran hasta 11 mil bolivianos, según el asambleísta Dilbert Flores. Mientras, el representante de los trabajadores, Walter Aguilera, aclaró que el haber básico no supera los 5 mil.

Este medio de comunicación buscó en su oficina al gerente general de Setar, Alfredo Becerra, para confirmar esa información, pero su secretaria indicó que estaba de viaje.

Fedjuve

El presidente de la Federación Departamental de Juntas Vecinales de Tarija (Fedjuve), Edwin Rosas, dijo que hay una seria de medidas que exigirán a Setar, entre ellas el salario, pues tienen conocimiento de elevados sueldos que no justifican el trabajo realizado.

En cuanto a Cosaalt, manifestó que hay convenios incumplidos por parte de esa institución, y que hay fallas, por ello no descartan hacer una evaluación en esa institución.

Respecto Cosett, señaló que hace tiempo pidieron un ajuste de salarios, porque el trabajo realizado en algunas áreas no justifica el sueldo.

17 marzo 2017

El estudio del BID, Empleos para Crecer

El estudio del BID, Empleos para Crecer, llegó a la conclusión de que el trabajador en la región es la parte más débil de la relación laboral, respecto de los empleadores.

“En general, ha tenido un enfoque de protección y su puesta en práctica ha sido mayormente a partir de la promulgación de leyes y reglamentos que buscan recomponer el balance de fuerzas entre los trabajadores y las empresas, mejorando el poder de negociación del trabajador, como la parte más débil de la relación”, admite el documento del banco.

El BID sostuvo, asimismo, que, si bien este es un aspecto fundamental, particularmente en una región caracterizada por grandes desigualdades, no resulta suficiente para lograr mejoras sostenidas y sostenibles en la calidad del empleo y el bienestar de la región.

“Por ello, aun cuando el objetivo sea lograr mayores ganancias para los trabajadores, es esencial complementar las políticas laborales con fines redistributivos con otras a favor del crecimiento”.

RECURSOS

La evidencia económica muestra de manera poco ambigua que la productividad es el motor del crecimiento y que tiene poco que ver con sudor o esfuerzo físico y mucho con usar los recursos de los países (fuerza laboral, capital) de forma más efectiva e inteligente.

Por ello, las políticas laborales a favor de la productividad buscan aumentar el valor generado por empresas y trabajadores, y a partir de ahí mejorar el crecimiento, la calidad del empleo y el bienestar.