22 julio 2016

Nuevas modalidades de contratos no son aceptadas por trabajadores

El Gobierno y la máxima representación sindical de la COB dialogaron ayer por más de cinco horas, en instalaciones de la Vicepresidencia, para lograr una solución definitiva al conflicto que surgió a raíz del cierre de la factoría estatal. Sin embargo, pese al intento, la reunión terminó en cuarto intermedio.

El Gobierno ofreció a la COB que una parte de los 180 obreros despedidos de Enatex sea contratada en nuevos trabajos, mediante tres modalidades en el nuevo Servicio Nacional Textil (Senatex).

Respecto a la propuesta, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, aclaró que “no es posible” recontratar a los 180 despedidos. Sin embargo, el Gobierno elaboró tres modalidades: trabajo directo para obreros en situación de vulnerabilidad, 40 puestos en el Programa de Inserción Laboral y 30 contrataciones que se hicieron ya para el Servicio Nacional Textil (Senatex).

Respecto a la primera modalidad, Quintana explicó que beneficiará con trabajos en el Estado a un número indeterminado de exobreros de Enatex que tengan discapacidad, sean tutores de personas con discapacidad, sean madres gestantes, progenitores o personas en situación de jubilación.

En tanto que los trabajadores elegidos para la segunda modalidad serán contratados de inmediato por el Programa de Inserción Laboral del Ministerio de Trabajo.

Dijo que los obreros restantes, que no ingresen en estas modalidades, serán inscritos en la Bolsa de Trabajo, mediante la cual el Estado los ubicará en un trabajo seis meses, mediante el Ministerio de Trabajo.

RECHAZAN PROPUESTA

Por su parte y al salir del encuentro, el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Guido Mitma, rechazó enfáticamente la propuesta del Gobierno de contratar a 40 exobreros de Enatex en situación vulnerable, y pidió respeto a la estabilidad laboral de los trabajadores.

“La COB ha llegado a rechazar estas propuestas, los trabajadores somos dignos de respeto y exigimos estabilidad laboral, respeto a nuestras familias y que estemos bajo la Ley General del Trabajo”, señaló.

Mitma manifestó también que la COB busca que los empleos sean permanentes y que los trabajadores se rijan por la Ley General del Trabajo y no bajo otra situación transitoria, además que cuenten con atención médica a través de la seguridad social, que es lo que le corresponde a cada uno de los trabajadores y sus familias.

“Los trabajadores de manera inteligente ayer, en el ampliado, dijimos que tenemos que seguir preparándonos porque no hemos tenido una respuesta favorable respecto a los 180 compañeros ni hubo otras opciones que les pueda llegar a interesar”, sostuvo.

El ejecutivo de la COB dijo que se informará a las bases sobre los alcances de la negociación y se hará conocer al Gobierno una respuesta en una nueva reunión, que se fijó para el sábado, a las 16.00 horas.

“Este, entonces, ha sido un cuarto intermedio y hasta el sábado a las cuatro de la tarde les haremos saber la determinación, pero vamos a seguir exigiendo que se reincorporen a nuestros compañeros bajo la Ley General del Trabajo (...) y esperamos respuestas sanas y concretas para que se devuelva la dignidad de los trabajadores”, aseguró el dirigente obrero.

El diálogo quedó en cuarto intermedio hasta el sábado a las 16.00 horas, cuando el ente sindical deberá dar una repuesta sobre la sugerencia del Estado, para zanjar el conflicto fabril.

FABRILES

Por su parte, el dirigente de los extrabajadores de Enatex, Jhonny Huanca, indicó que analizaron las propuestas del Gobierno, sin embargo, la petición fue clara, debe procederse en la recontratación de al menos 266 extrabajadores, que son los que están en constantes movilizaciones y no solo 180.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada