03 diciembre 2013

Ascensos rápidos deben aprovechar el talento y esperar el instante preciso

Que a un colaborador se le otorgue rápido un puesto relevante dentro de la organización, ya sea por los conocimientos y habilidades que posee o por la necesidad de cubrir un puesto vacante, acarrea consigo ciertas ventajas y desventajas que la empresa debe considerar.
Aldana Fernández, gerenta general de LUÁ Centro de Orientación Integral, señaló que una de las ventajas de un ascenso raudo para la empresa es que se puede aprovechar un buen talento, mientras que para el colaborador, es motivador ser reconocido y tomado en cuenta. Además, esto siempre es muy alentador para el resto del personal.
Para Fernández, algunas de las desventajas de los ascensos rápidos es que no saben esperar el momento oportuno para promover a la persona idónea, lo cual ocasiona que se queme al talento que aún requiere de experiencia y que, debido a la necesidad de la firma, en ocasiones ascienden a alguien sin considerar su perfil.
Carlos Antelo, experto en recursos humanos, indicó que una de las ventajas de los ascensos raudos, es que muchas veces se otorgan al profesional que muestra que es capaz de lograr buenas relaciones humanas, laborales y económicas con el resto de colaboradores y con los clientes, lo cual es beneficioso para la empresa.
A decir de Antelo, los ascensos rápidos se suelen dar más en las áreas de ventas y márquetin y no tanto en la financiera, ya que las primeras reparticiones dependen más de la capacidad del encargado para gestionar el personal y cumplir objetivos, mientras que en la segunda es necesario que el responsable tenga cierta preparación técnica y cuente con los conocimientos teóricos, que solo se obtienen con experiencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada