09 diciembre 2013

Promoverán cumplimiento de derechos laborales para trabajadores del hogar

Al cumplirse un año de vigencia de la ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) sobre las trabajadoras y trabajadores domésticos, la dirigencia de este sector en La Paz se reunió con el defensor del Pueblo, Rolando Villena, para compartir su preocupación por los escasos avances en la aplicación de la normativa.

Durante el encuentro, que se llevó adelante la pasada semana, la autoridad comprometió el apoyo institucional para promover el cumplimiento de estos derechos, en el marco de la política de despatriarcalización que lleva adelante la institución.

Las dirigentes del sector señalaron a la autoridad defensorial que, pese a contar con la ratificación del acuerdo, no se cumplen las normas laborales para el ejercicio de su trabajo y son víctimas de discriminación cotidiana en el lugar de trabajo y fuera de él.

De acuerdo con los datos entregados por las trabajadoras del hogar, el 78% de ellas trabaja bajo el sistema de “cama afuera” y alrededor del 40% recibe un sueldo inferior al mínimo nacional y un salario mayor es correlativo a jornadas mucho más largas de trabajo y no reconocidas como horas extras.

Derivó en el reconocimiento del Tratado, al que consideran un logro importante, el Defensor recordó que las trabajadoras del hogar no solamente cumplen labores técnicas sino que muchas veces deben ser educadoras, formadoras, solucionadoras de conflictos, consejeras y cuidadoras e, incluso, apoyar en la economía familiar, por lo que “lo menos que puede hacer el Estado y la sociedad es lograr que se cumplan sus derechos y la sociedad, reconocer su papel fundamental en la familia”.

De acuerdo al estudio de las ONG, Remte - CARE, denominado “Trabajadoras Asalariadas del Hogar”, es un grupo que constituye el 9% de la Población Económicamente Activa Femenina en el país, contando con aproximadamente 137.000 personas, la mayoría mujeres, Sus edades oscilan entre los 16 y los 64 años. Están ubicadas como sector en una franja de gran vulnerabilidad de sus derechos humanos por tener una de las ocupaciones más peyorativamente tratadas y no reconocidas ya que tienen todavía, extensas jornadas de trabajo, bajos niveles salariales, aún por debajo del Mínimo Nacional, pocas facilidades para acceder a la organización sindical y hostigamiento laboral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada